Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

Visitando Palosanto (Ellaria)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Trama Visitando Palosanto (Ellaria)

Mensaje por Olyvar Martell el Dom Sep 16, 2012 12:25 pm

Había partido con las primeras luces hacía el castillo de Palosanto, iba ataviado con sus ropas militares habituales y llevaba una pequeña escolta, ya no se fiaba, ya no podía fiarse. Tenía que hablar con Ellaria, sus tropas en caso de necesidad podían ser fundamentales y puede que además tuviera algo más de información, al fin y al cabo se trataba de su zona de influencia.

Pero también quería hablar con Ellaria de otros temas, no era ningún secreto que prefería mantener la independencia de Dorne, en ese aspecto compartían la misma opinión, si se iba a producir tenía que haberse realizado antes, no en estos momentos y más teniendo en cuenta la situación. No sería la mejor idea que sus primeros pasos fueran meterse en una guerra civil entre los seis reinos. Pensaba hablar de estos temas con Elleria, pero ahora mismo tenía otras prioridades, y la presencia de tropas en la frontera no mejoraba la situación.

Decidle a Lady Ellaria que el príncipe Olyvar Martell solicita una audiencia

Una vez estaba en su presencia sonrió abiertamente Hola Ellaria, es un autentico placer verte otra vez, en Lanza se te echa de menos, pero después, ahora tenemos que hablar de otros temas, ¿sabes algo del Rey Buitre?

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Visitando Palosanto (Ellaria)

Mensaje por Invitado el Dom Sep 16, 2012 4:48 pm

Observnaose en un espejo, sus dedos se alzaron para apretar el nudo que sujetaba la túnica sobre su hombro derecho, la tela, liviana era una suave gasa de una tonalidad azul marfileña que dejaba al descubierto el otro hombro, exponiendo su piel morena desde la clavícula hasta el brazo. Unas cintas anaranjadas, ceñían su talle, dando forma a su cuerpo femenino, el resto de la toga, caía libremente arremolinándose en sus piernas, mostrando sus pies descalzos con el vuelo de cada paso que se dispusiera a dar. El cabello, castaño y de hebras ahora doradas ahora cobrizas, caía como una cascada de chocolate, hondeando entre sus omóplatos hasta besar su cintura ahí donde terminaba por morir. Satisfecha con el reflejo, se giró sobre ella misma dispuesta a enfrentarse a un nuevo día, a un centenar de audiencias y a un sin fin de papeleo que debía revisar antes de pensar en rubricar su firma en ellos. Cierto era que tenía un séquito de lo más capaz a la hora de encargase de tales menesteres, su tío mismo, digno segundo de su padre, se había encargado de ello durante años, la mayor parte de los cuales Ormond, había ostentado el título de señor de Palosanto. Tan solo había una diferencia, ella, no era su padre y todos los ideales que este había perseguido, no habían echo mella en ella, creando los suyos propios. Dos años, no eran suficientes como para enterarse de cada minucioso movimiento que pudiera darse en su territorio, de cada problema que pudiera ocasionarse y los cuales no le gustaba tardar en subsanar. La única forma de mantenerse al tanto de cuanto sucedía, era hacerlo ella misma. Leer con detenimiento cada documento, escuchar con atención cada ruego para dar su dictamen final, a sabiendas de que nada había sido tergiversado por el camino.

Tal y como esperaba, en cuando abandonó la intimidad de sus aposentos, un mundanal ruido de voces cacareantes la golpeó, en las manos de dedos largos y oscuros de aquellos que se autodenominaban consejeros de la familia Yronwood - más por los servicios prestados que por ostentar un cargo semejante – extendían rollos de pergaminos con listados interminables de nombres, de problemas o de quehaceres, los mayordomos, la seguían cual estela humana, pues ella no detuvo sus pasos al verlos caminando con gesto resuelto y decidido por los corredores que separaban el ala donde habitaban los miembros notables de la familia del resto la fortaleza, dispuesta a alcanzar cuanto antes el salón de audiencias. Las puertas de doble hoja, se abrieron ante ella con el graznido de sus engranajes al girar, dando paso a la estancia de grandes ventanales abovedados por donde se filtraba la luz del sol bañándolo por completo. Nadie entraba en el gran salón antes que ella salvando los trabajadores que se afanaban por lustrar el mármol del suelo, por lo que en esa mañana, como en tantas otras, fue el eco del vacío el que los recibió. Las recepciones eran atendidas una a una y con la intimidad suficiente para que el parlamentario no tuviera miedo a hablar frente a ella, el orden de entrada, también estipulado por la señora, no admitía replica. Tampoco la tenía, sabían que antes o después, todos eran atendidos.

A diferencia de cuantas salas de audiencias que ella hubiera visto o de la que hubiera estudiado, no había un trono donde sentarse, En su lugar, una serie de escalones, ascendían sobre un lateral de la habitación, donde se extendía un hermoso diván de terciopelo colmado por un sin fin de cojines de raso, todos ellos, de tonalidades arenosas, mezcladas con el rojo y anaranjado característico del desierto. Ellaria, tomó asiento, recostándose lánguidamente sobre los cojines que pronto se amoldaron a su cuerpo para que estuviera cómoda. Una sirvienta no tardó en acercar una bandeja con una humeante infusión que se acercó a los labios a la espera de que finalmente le anunciaran las nuevas del día de forma ordenada. De entre todas las noticias, una de ellas le llamó poderosamente la atención, la comitiva de Olyvar Martell había arribado hasta sus puertas y el príncipe de Dorne, solicitó audiencia con presteza. – Hacedlo pasar y anulad el resto de entrevistas hasta nuevo aviso, nunca se sabe cuantas horas puede necesitar un Martell.- Un gesto estoico escondía una media sonrisa en sus labios y la preocupación en sus ojos. Lo primero, por ser el menor de los príncipes quien la visitara, aquel hombre serio y dispuesto, el cual comandaba los ejércitos Dornienses y que para Ellaria, era más un hermano menor – más incluso que el suyo propio - debido a los años pasados junto a su familia. Lo segundo, por el cuervo recibido días atrás de su puño y letra, pidiendo que aumentase sus tropas en defensa como medida de precaución. En la misiva, no se detallaba el motivo de aquel celo, sin embargo, no eran dispares las noticias que rondaban sobre los altercados en las Marcas y los problemas que mantenían sus señores en los últimos días.

Ellaria se incorporó cuando las puertas se abrieron para dar paso al príncipe, descendiendo los escalones que los separaban a sabiendas que no debía recibirle en una posición más elevada a la suya. La sonrisa si fue visible cuando se acercó a él y en un protocolario saludo, inclinó la cabeza dejando que los mechones de su cabello se deslizaran sobre los hombros.- Mi príncipe… Olyvar.- Se permitió decir su nombre, muchos habían sido los años que habían compartido en su infancia y muchos los recuerdos como para que después de las formalidades, no pudiera tratarlo con más cercanía. Tomándolo del brazo, lo invitó a subir los escalones y a acomodarse a su lado en el diván.- También añoro Lanza del Sol, espero poder visitaros pronto ahí y ver despuntar el sol en las almenaras del Palacio Antiguo.- Tal y como hacían cuando eran niños.- ¿Puedo ofrecerte algo de beber?- Dispuesta, nuevamente rellenó su propia taza y una segunda para el príncipe dorniense, pues largo era el camino y mucha la arena que se atascaba en las gargantas de los viajeros.- ¿El Rey Buitre? El nombre me suena vagamente y no portando nuevas agradables. ¿De quien se trata?
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Visitando Palosanto (Ellaria)

Mensaje por Olyvar Martell el Vie Sep 21, 2012 6:47 am

Estaba realmente encantadora, el vestido le sentaba decididamente bien, remarcando sus sensuales curvas. Estaba realmente arrebatadora.

Es desde luego un espectáculo placentero, quizás, si este asunto termina pronto podríamos ir juntos a la boda de mi hermano, Lanza va a estar soberbiamente engalanada, lástima de la cantidad de dragones que va a haber y lo que significan sabía que con ella no tendría ningún problema por esos comentarios, era sabido que Ellaria no era precisamente uan partidaria de la unión, al igual que él mismo, tal vez podrían hablar del tema más adelante.

Un poco de vino tinto no estaría mal, cuatro partes de agua y una de vino, con un poco de limón y clavo, aunque si no vais a acompañarme, preferiría una limonada En todo caso prefería beber poco, quería tener la cabeza despejada, y más en estos casos. Una mujer inteligente y tratar temas de guerra. Mejor estar en las mejores condiciones, eso sin contar con que el vestido mejoraba la imagen de la de ya por sí guapa mujer.

Bueno, en ese caso tendré que deducir que no ha llegado mi cuervo… en el que os pedía que reforzarais las posiciones defensivas. No se sabe aún quién es el Rey Cuervo, su estandarte es parecido al de los Blackmont, pero puede que eso no tenga nada que ver. HA estado causando problemas en las Marcas, tanto aquí como en las ocupadas por venados y florecillas. Ha atacado aldeas, saqueándolas y lo peor de todo es que se ha proclamado rey de unas Marcas independientes. Es por eso que he tomado una parte de los ejércitos Martell para proteger a la población y acabar con ese facineroso. Tu ayuda y consejo podrían venir bien. He pensado destacar algunos soldados en los pasos, para evitar que crucen libremente entre nuestras tierras y las ocupadas y empezar a realizar patrullas para buscar a esos traidores. Algunos soldados más me vendrían bien, sobretodo teniendo en cuenta que venados y dragones están en la frontera, y no me fio de ellos. Tuve una reunión con ellos, y no mostraron sus mejores mapas, o son unos ineptos y no tienen mejores, que no lo creo, o no me los quisieron mostrar, por lo que pueden que se guarden algo bajo la manga, yo lo haría desde luego. ¿Te apetece un poco de acción?

Volver arriba Ir abajo

Trama Re: Visitando Palosanto (Ellaria)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.