Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

Hay que saber aprovechar las oportunidades

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Mar Jul 17, 2012 3:53 pm

Libre

Nymeria respiró hondo, captando la infinidad de aromas que inundaban cada rincón de la más anciana ciudad del continente. El aroma a flores silvestres y césped mojado por la lluvia de la noche anterior eran una delicia para todos y cada uno de sus sentidos. El tiempo parecía mejorar, el otoño semejaba demasiado corto como para confiarse en que las estaciones no cambiaran de nuevo de forma quizá muy drástica pero por ahora sólo quedaba disfrutar de los placeres que la época de las flores confería. Hacía varios días que llegó a El Dominio tras un tiempo viajando por las zonas más del norte y había conocido gente de lo más curiosa, pero no es como si la curandera se encontrase allí sólo por gusto.

Necesitaba ingredientes, plantas que sólo florecían durante los primeros momentos de la primavera, semillas que debían recogerse o plantarse rápido para que no se marchitaran... cosas que no podría conseguir en ningún otro momento. Por eso y por otras razones de peso la mujer había limitado su entrada a la ciudad en lo mínimo imprescindible. Había sido previsora a la hora de reservar una habitación no demasiado cara para guardar ciertas cosas y tener techo bajo el que dormir antes de que toda posada u hostal se llenase con la gente venida de todos los reinos de Poniente. Sin embargo, no se encontraba en la ciudad. Los nobles eran acogidos y cada día llegaban más, no iba a arriesgarse, lo último que deseaba es que alguno de ellos conociera a su hermano y que -por ende- la reconociese a ella.

Estaba en las afueras, en los hermosos parajes verdes que rodeaban cada ciudad de El Dominio haciendo exactamente lo mismo que hacía cuando casi un año atrás había conocido casualmente a Lord Tyrell: recoger ingredientes para sus curas y venenos. Portaba un sencillo atuendo de doncella, un vestido largo pero de tela ligera de color celeste, con un escote notorio que atraía las miradas y las alejaba de sus ojos bicolor que la identificaban como verdevidente, de mangas cortas casi inexistentes y acompañado de unas botas aptas para caminar lejos de los caminos.

A su vera tenía a sus tres compañeros: a su izquierda Nora, más interesada en acechar a un saltamontes que en las hierbas que ella recogía; en una rama sobre su cabeza Kahlan, pendiente de una madriguera de conejos no muy lejos de allí pues con suerte atraparía la comida; y Amnell a unos metros frente a ella, alimentándose de los crecidos arbustos bañados por el rocío de la mañana que aún no se había evaporado. No estaba sola y mucho menos desarmada, sus dagas reposaban ocultas en sus botas, su dirk escondido en el corsé que le ceñía el torso bajo el vestido y su espada junto a su arco y flechas situados a su lado, igual que las alforjas de su caballo y los distintos frascos y bolsas donde guardaba las plantas y demases que a veces cortaba con el cuchillo.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Lun Jul 30, 2012 11:26 am

Salió de la ciudad, le apetecía un poco de descanso y un paseo por el campo le ayudaría a aclarar las ideas. Además Nymeria le gustaba dar alguna carrera de vez en cuando.
Tenía que pensar en lo que estaba haciendo. Para contrarrestar la influencia Targaryen en Dorne, le convenía afianzar o mejor crear lazos con los Tyrell, por su relación con los Fuegoscuros, además de favorecer una pacificación de la frontera, al menos de parte de ella.

Olyvar mató una mosca que se había posado sobre las escamas de bronce, en realidad monedas antiguas que lucía sobre la basta camisa de lana, había salido temprano de la ciudad cuando aún hacía fresco. Su atuendo lo completaban unos pantalones de montar junto con botas altas de suave cuero, un casco y a la espalda el escudo y la lanza, simbolizando su pertenencia a Dorne, en un costado del caballo descansaba el arco y el carjac lleno que portaba, por si podía cazar algo.

Vio a la mujer a lo lejos, la estuvo observando un tiempo, no le sonaba la cara, pero poseía un caballo y desde luego no parecía un mal caballo. Aunque ni su ropa ni su actitud le hacían parecer una dama. Decidió acercarse, un poco por curiosidad, a la mujer.

Disculpadme, pero… ¿sabríais decirme donde podría encontrar flores para hacer un ramo, un ramo digamos… digno de vuestra belleza? No era el comienzo más brillante de la historia, pero siempre viene bien halagar a una mujer al comenzar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Lun Jul 30, 2012 11:45 am

La fémina no detuvo su acción pues siguió recogiendo plantas, cortando tallos y tomando un par de semillas que veía por la zona junto a algunos pétalos caídos y un par de flores de tonalidad amarillenta que no tenía muy lejos de ella. Se movía lo juto para acercarse a lo que debía recoger y su postura solía ser siempre agachada, ya fuera en cuclillas o arrodillada como en estos momentos se encontraba al intentar desenterrar desde la raíz -ayudada con sus manos y su cuchillo al no importarle mancharse las manos- una planta floral que aún no había abierto sus capullos a la luz matinal. Parecía ajena a lo que sucedía a su alrededor pero cuando su gatasombra gruñó molesta por haber fallado al atrapar el insecto la fémina la miró para justo después alzar su rostro hacia el hombre que se acercaba montado a caballo.

Lo identificó pronto como un dorniense no sólo por sus rasgos y piel olivácea sino también por las armas que cargaba y su montura, no era el primer hombre del desierto que veía después de todo. Antes de que él hablase la castaña había dejado de lado el intento de desenterrar la planta pero no hizo ademán ni de limpiarse las manos ni de soltar el cuchillo que sostenía en su diestra y que, quizá en manos de una mujer, no se veía muy amenazante. Cuando él finalmente habló la mayor no pudo evitar mirarle de arriba a abajo con una ceja alzada, como preguntándose a qué venía ese comentario antes de responder, dirigiéndose a él como el caballero que parecía ser.

- En ese caso lo tendréis fácil, cualquier flor es más digna de admiración que mi rostro -mencionó ignorando la galantería y quizá el vano intento de impresionarla que el varón le había hecho a modo de saludo. A Nymeria las palabras aduladoras y los halagos no le hacían efecto, y eso el príncipe dorniense lo acababa de certificar- ¿Quién es la dama a la que planeáis regalárselo? -añadió con curiosidad pero sin volver a mirarle a la cara pues sus ojos regresaron a la planta, dejando el cuchillo a su derecha para meter las manos por las hendiduras que había hecho a ambos lados de la flor para así hacer como un cuenco con ellas y desprenderla del suelo con un quedo gemido de esfuerzo pues había estado bien anclada como sus largas y gruesas raíces demostraban.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Lun Jul 30, 2012 1:32 pm

Nymeria se estaba sintiendo cada vez más nerviosa, sabía que no le tiraría, pero el gatosombra….

Lamento decirlo, pero tengo que poner en duda sus palabras, tenéis un bello rostro, tal vez algunas rosas silvestres, o algunas flores azuladas y si existieran algunas clavellinas y helechos para completar el ramo, tal vez me podrías ayudar a confeccionarlo. Creo que podré fiarme de vuestro gusto Olyvar esbozó una sonrisa ante la pregunta Bueno, puede que tal vez sean para vos….

En ese momento Olyvar notó a su yegua a punto de encabritarse, tenía que tranquilizarla Tranquila Nymeria, soy yo, no tienes nada de lo que preocuparte

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Lun Jul 30, 2012 1:44 pm

Tanto la mujer como sus animales se dieron cuenta de la incomodidad de la montura del varón pero pocos le prestaron atención, Amnell seguía más interesado en comer el pasto fresco y alguna que otra flor que en buscar a una posible compañera y Kahlan prefería no perder de vista la madriguera que acechaba pues ya asomaba el hocico de uno de los conejos de pelaje marronado qeu se confundía con el color del suelo y las rocas. No obstante, Nora sí que le prestó atención a la yegua pues pudo notar que la incomodidad la provocaba ella, algo que realmente sorprendió un poco a la curandera pues no era más que una bola de pelo negra.

- Vuestra yegua tiene un poderoso nombre, seguro que es de buen linaje "Como él, huele a noble a leguas" -comentó dejando su pensamiento en los rincones de su mente pues no había que ser adivino para saber que ciertamente el varón no era un simple guerrero o un mercenario, pocos eran capaces de pagar una yegua como la que él poseía y esas armas que portaba tampoco eran accesibles para un mero soldado. Además sus mismas palabras lo delataban, no habían muchos guerreros de baja cuna a los que se les diera bien coquetear- Aunque parecen asustarle los gatos -añadió con cierto toque divertido haciendo caso omiso al tema de las flores. Ella sólo necesitaba las que le eran útiles, las formas de conquistar a las damas ponientíes con ella no parecían servir de nada.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Miér Ago 01, 2012 4:23 pm

Olyvar asintió Si, de la reina que conquistó Dorne con sus barcos, no os creais, simplemente fue suerte, cuando la ví aún tambaleante, recien nacida, junto a su madre muerta en un oasis del desierto, decidí que la cuidaría, al final creció para transformarse en esto, con algo menos de suerte habría tenido que aguantar las burlas toda mi vida.

Vaya vaya, así que la dama era una bromista, eso era bueno.

¿un gato?, de un gato no se asustaría pero de ese animal, es normal que si. Debe de ser una autentica tortura para ellos estar tan al sur, además de ser una mascotas...raras. Aunque parece que la teneís hace tiempo por el modo en el que se comporta vuestra cabalgadura.... Bueno, ya había defendido en parte a su yegua ahora viene lo importante. Bueno gentil dama, estaís en ventaja sobre mi, conoceís hasta el nombre de mi cabalgadura, pero yo no se el vuestro.... Olyvar estaba dudando si bajar del caballo. Al final tomó una decisión.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Miér Ago 01, 2012 5:17 pm

- Si vuestra historia es cierta debo reconocer que me conmueve, otros la habrían dejado como festín para los buitres -mencionó tras escuchar cómo había llegado la yegua a sus manos aunque sinceramente lo de las burlas logró enojarla un poco. No dijo nada porque creyó que era una simple broma para añadirle algo de humor al relato, pero si de verdad le importaba que un acto altruista recibiera burlas su primera opinión del galán empezaría a volverse negativa. No quiso darle importancia para no enojarse sin motivo por lo que lo dejó pasar hasta que escuchó la respuesta ajena, notando que había reconocido la raza de Nora.

- Conozco su nombre y vuestra procedencia, así que os responderé con lo mismo -comentó mientras plantaba la planta arrancada en un cuenco de barro cocido y se levantaba, espolsándose las manos pero sin importarle que también los bajos del vestido se mostraran sucios por la tierra- Él es Amnell y yo una simple viajera del norte. En cuanto a esa bola de pelo no me preocupa demasiado. Es joven, se acostumbra deprisa... pero me sorprende que un sureño reconozca un gatosombra, ¿acaso habéis visto a otros? -eso sería por demás raro, los gatosombras no tendían a acercarse a los humanos porque eso siempre conllevaba problemas, era como si un oso se dejase ver por un cazador, siempre salía alguien herido.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Jue Ago 02, 2012 6:10 am

Olyvar sonrió Era la representación de la vida sobre la muerte, la potrilla se aferraba a la vida con todas sus fuerzas. Dije a los cuatro vientos que si sobrevivía, sería mi montura. Fue una determinación arriesgada, pero no me arrepiento, y no me hubiera arrepentido si hubiera sido un animal lento o torpe. .

Finalmente descendió de la yegua, dejandola suelta, por ahora. Ah, sois una mujer cruel, me decís el nombre de vuestra montura más no el vuestro, creo que no podré soportar tanto dolor Sin embargo su sonrisa desmentían sus palabras, Se acercó a ella y le tomó la mano para besarsela. De todas maneras es un placer conoceros, chica del gatosombra.. ¿o preferís que os llame chica de los ojos de dos colores?, son dos autenticas joyas desde luego

Oyvar se aproximó a un arbusto y silbó para que acudiera Nymeria a la que ato al arbusto.

Es la primera vez que veo uno de esos, pero concuerdda co las descripciones de los libros sobre el Norte, aunque por lo general dicen que son bastante fieros ¿cómo conseguisteís capturarlo y hacerlo vuestra mascota?. Lo de que convican ya tiene una explicación micho más fácil.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Jue Ago 02, 2012 7:25 am

- Yo tampoco sé el vuestro, así que estamos en paz -mencionó sin darle ninguna importancia a las palabras ajenas, estaba claro que estaba bromeando y/o exagerando así que hacerle caso sólo sería peor. Al incorporarse por completo el varón pudo apreciar una tela oscura que la mujer utilizó para limpiar un poco sus manos y que había sacado del zurró que estaba tendido a sus pies mietnras se levantaba, no era cuestión de ir con las manos sucias cuando ya había terminado de adjudicarse la planta que había desplantado del suelo. Lo que no se esperaba era que él le tomara una de las manos para besarla cuando se acercó a ella por lo que alzó una ceja con expresión extrañada. Esa costumbre era muy propia entre nobles y ricos, pero a ella siempre le había parecido rara.

- Es un nombre muy largo, bien podéis llamarme Chica... o Mujer más bien, porque está claro que soy mayor que vos -le respondió sin dar mucha importancia al halago hacia sus ojos pues normalmente siempre le traían problemas, los ojos bicolor eran símbolo de magia, y la magia no era bien vista en Westeros desde los tiempos de los Niños del bosque y los Primeros hombres- Su historia es parecida a la de Nymeria, la encontré luchando por su vida y la ayudé. Desde entonces no se separa de mí.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Jue Ago 02, 2012 8:45 am

Bueno eso se puede solucionar facilmente, mi nombre es Olyvar Olyvar pudo ver como se levantaba y apreciar su curvas, no estaban mal desde luego Bueno también serviría belleza o preciosidad, pero si lo preferís os llamaré mujer. La historia no sonaba excesivamente bien, demasiado similar a la suya auqnue podía ser una explicación plausible. No me extraña, cualquiera se encariñaría de vos y os seguiría.... solo por el placer de comtemplaros mientras hacéis...¿qué?

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Vie Ago 03, 2012 6:59 am

- Mi nombre es Tara, hija de Sira -se presentó debidamente cuando el varón dio su nombre y, aunque él omitió apellido, Nymeria no necesitaba que le diera uno para saber que venía de buena familia. Su armadura y armas así lo confirmaban así como su manera de hablar. Obviamente ella mintió, ningún ponientí sabía de su verdadera identidad salvo un viejo amigo al que realmente no valía la pena recordar, siete años la separaban de la última vez que le vio y creía que él la había olvidado... cuán equivocada estaba- Recojo plantas y otros ingredientes -respondió como si fuera obvio ignorando una vez más el coqueteo de su acompañante al tiempo que alejaba de su mente la imagen del otro dorniense que hasta hace unos segundos había ocupado sus pensamientos.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Dom Ago 05, 2012 3:11 pm

Pues encantado de conoceros Tara, hija de Sira La presentación había sido extraña, hasta para una supuiesta norteña, y el acento...bueno todo el mundo tenía secretos, y los de las mujeres a veces es bueno descubrirlos por uno mismo. ¿Sois sanadora?, bueno es saber donde encontrar una ..tal vez podais resolver una duda Olyvar había visto una pequeña planta de flores amarillentas con unas pequeñas pintas azabache. Se acercó a la mujer y pasó su mano por el talle En las costas de Dorne, una planta como esa se usa para mejorar la cicatrización de las heridas. Es uan planta de las dunas que nos obligan a todos a conocer. ¿Es la misma que crece aquí?

Olyvar esbozó la mejor de sus sonrisas.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Lun Ago 06, 2012 5:23 am

- Así es, aunque al parecer soy de las pocas que hay -mencionó afirmando su oficio y la verdad es que siempre le había resultado extraño que no hubiera más médicos. Los maestres tenían ciertos conocimientos pero eran eso, conocimientos, no práctica ni experiencia en el campo. En todos sus viajes por el continente había conocido a un, con suerte dos sanadores más a parte de ella y uno fue ya un anciano al que le quedaban pocos meses. Cuando le mencionó su duda dejó tal tema aparcado en su mente y observó con perspicacia la flor que le mostraba, escuchándole con atención.

- Me temo que no, y es un error que podría costaros caro. En apariencia son exactamente la misma planta y no sería equivocado decir que lo son, pero las condiciones del clima en el que crecen las hacen distintas. Si encontráis una como ésta en Dorne podéis usarla como cura para aliviar heridas, pero si la veis en zonas más frondosas y húmedas como El Dominio o El Valle os recomiendo pasar de largo. En el desierto no hay tantos animales así que estas flores no necesitan defenderse, pero en otros lugares han desarrollado un potente veneno para evitar ser comidas -explicó con simpleza pasando su mirada de la flor a los ojos contrarios cuando él colocó su mano descaradamente sobre su cintura. No le apartó, pero era de manos ágiles y como él hiciera algún movimiento inesperado para acercarse más de la cuenta a su cuerpo sacaría el dirk de su escote y amenazaría la garganta ajena con él. No le gustaba que nadie se tomara tantas confianzas y mucho menos que invadieran su espacio personal.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Lun Ago 06, 2012 5:59 pm

La reacción de la mujer le dejó por un momento perplejo, no se había acercado, señal de que tenía campo libre, ni se había aleajdo señal de que pensaba manener su virtus, a cambio se mantuvo indiferente. OLyvar le dirigió una nueva mirada hacía el cuerpo de la mujer, desde su posición a su lado tendría una buena visión del escote, del que pensaba deleitarse, cuando vió el color de la madera y el característico brillo metálico de una hoja en el corsé. POr lo que parecía además del gatosombra tenía otros recursos con los que defenderse. Sería mejor ser cauto y asegurarse que la tierra era firme bajo los pies antes de dar el siguiente paso.

Os agradezco vuestra advertencia, habría podido cometer un grave error si la hubiera tomado, está claro que vuestra inteligencia solo tiene comparación con vuestra belleza Olyvar soltó la mano de su cintura para encararse con ella, su cara a poco más de una cuarta de la de la mujer Os agradecería el haber salvado mi vida si no fuera porque mi razón se ha perdido en la inmensidad de la esmeralda de vuestro ojo y en la amatista del otro, en la miel que seguro saben vuestros carnosos labios que piden ser besados, debeis hacer realizado magia poderosa para haberme hechizado de ese modo

Olyvar cerró los ojos y comenzó a acercarse, dispuesto a besarla si es que ella se dejaba, si no,,,bueno algunos buenos consejos de herboristería no le vendrían mal.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Mar Ago 07, 2012 6:13 am

Nymeria ni se inmutó cuando el menor miró quizá con demasiado interés su cuerpo, estaba más que acostumbrada a que los hombres mirasen antes su pecho, trasero o piernas antes que su rostro por lo que una mirada más -y menos de un joven- no iba a alterarla ni a hacerle perder la paciencia. Sin embargo Olyvar erró, y lo hizo de una forma un tanto estrepitosa pues no sólo sus palabras anticiparon sus actos sino también sus gestos. Todo lo que le dijo le sonó realmente cursi, coqueterías y halagos dignos de poemas pero que a una guerrera como ella se le antojaban estúpidos, seguía firme en su creencia de que los poemas y demás cursilerías eran cosas de niños, nada que ella pudiera volver a disfrutar pues había dejado de ser una niña antes de tiempo.

No se movió cuando su cintura fue liberada ni cuando el dorniense se le acercó, pero sí tensó un poco los músculos de su mano derecha y dirigió una rápida mirada a Kahlan pues la halcona era incluso más celosa que ella en cuanto a su propio espacio personal se refiere. Fue extraño que no se abalanzara contra el muchacho para alejarle, pero eso no quitaba que sus ojos ambarinos no siguieran puestos sobre él, atentos y al acecho. Fue entonces, cuando Olyvar cerró los ojos, que ella llevó rápidamente su mano derecha hacia su escote para desenfundar el dirk de vidriagón que ocultaba ahí, tomándolo entre sus dedos índice y corazón y presionando su punta contra el mentón ajeno, obligándole a alzar el rostro y alejarse si no quería que el arma se le incrustara en la mandíbula.

- No sé por quién me has tomado, pero aléjate o la lengua será lo primero que perderás -le susurró amenazante con el ceño ligeramente fruncido, respaldada por un agudo graznido de la halcona que los vigilaba ahora desde una rama más cercana. A Nymeria le disgustaba que la gente -normalmente todos desconocidos- se tomara tantas confianzas. Era ella quien decidía si se podían o no dar el lujo de confiarse, era ella quien les permitía o prohibía acercarse, no al revés. Y esa norma ni siquiera un noble de alta cuna iba a saltársela pues si descubría que él era un Martell su amenaza no variaría, al contrario, se afianzaría pues los Martell tenían la mala fama de dejar bastardos por todos lados y ella no iba a arriesgarse, así que mejor dejar las cosas claras.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Mar Ago 07, 2012 4:38 pm

Esperaba encontrar unos labios húmedos y carnosos y lo único que sintió el frío acero. Abrió los ojos y miró a la mujer a los ojos. No podía reprochárselo, una mujer sola podía ser victima propiciatoria y más una hembra tan apetecible, muchos de los caballeros no eran perfectos. Esbozó una sonrisa que poco a poco se fue transformando en una carcajada. No tenéis por qué preocuparos, Tara, hija de Sira, una vez que habéis dejado claras vuestras intenciones… sólo pensé que podíamos pasar un rato divertido y que ambos obtuviéramos un poco de placer mutuo. Solo tomo lo que se me ofrece de buen grado.

Poco a poco se fue alejando de su alcance, era cierto en estos momentos estaba totalmente a salvo, si hubiera sido un caballero el que hubiera desenvainado, ahora mismo estarían danzando para ver quién se iba con el desconocido, si hubiera sido un cualquiera ahora tendría un palmo de acero en su cuerpo, pero al ser una mujer…. No le sucedería nada.

Bueno ya que al parecer no vamos a pasar un rato divertido, tal vez podamos sernos útiles de otra manera, no me vendría mal alguien que proporcionara recursos, ya que según parece puedo equivocarme en estas tierras y no creo que os vengan mal algunas monedas. ¿Os gusta más esta propuesta?

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Miér Ago 08, 2012 5:50 am

La sornisa ajena hizo que Nymeria frunciera aún más su ceño y que su mirada se afilase dándole un aspecto de por sí gélido y amenazador y la carcajada ya ni qué decir. Hacía tiempo que no la molestaban hasta ese grado, siempre había odiado a los que la trataban como una buscona o como a una mujer fácil pero no solía mostrar su enojo, amenazaba pero no dejaba ver nada que no fuera indiferencia. No obstante con Olyvar había sido distinto, ¿por qué? Porque era un dorniense y sin quererlo había vuelto varios años atrás, recordando al único hombre al que se había tomado la libertad de llamar amigo, aunque fuera por poco tiempo.

- Para eso hay burdeles de sobra en las ciudades, yo no me vendo ni por dinero ni por placer -espetó con tono enojado en su voz sin retirar el arma de la garganta ajena- Y mucho menos a un crío -añadió siseante pues no se le escapaba que el moreno era menor que ella, se veía a la legua aún cuando pudiera superarla un poco en altura. Había dejado atrás el trato formal, el muchacho caminaba por arenas movedizas y no le convenía tentar a la suerte por lo que hizo bien en alejarse. La fémina no se movió de donde estaba, no retrocedería pues la distancia entre ambos era ya notoria. No es como si se hubiera relajado pues su expresión seguía siendo fría pero había enfundado el arma, bajándolo por su escote hasta esconderlo del todo.

- No pretendas que confíe en ti. Te brindaré mi ayuda en aquello que yo considere oportuno, te mantendrás alejado de mí y al menor indicio de cercanía volverás a sentir mi dirk en la piel pero estaba vez no esperaré antes de teñirlo con tu sangre. ¿He sido clara? -cuestionó con tono impertérrito y sin lugar a discusión. El dinero nunca le venía mal pues a veces pecaba de ser demasiado caritativa y trataba a gente que no podía pagarle ni siquiera con algo de comer o una cama donde dormir, pero trabajaba siempre bajo sus condiciones y no tenía reparos en amenazar con herir al noble dorniense, ya no.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Miér Ago 08, 2012 5:21 pm

Disculpadme si os he molestado con mi comentario, no era mi intención Se le notaba que estaba enojada, estaba claro que había metido la pata ¿crío?, tengo 19 días del nombre y a menos que hayais hecho algún pacto con la Doncella tenemos edades similares... Bueno, puede que un elogio sirviera para calmar la tensión, aunque lo dudaba, la notaba tensa a pesar de que finalmente había guardado el arma, si no lo hubiera hecho, habría tenido que empezar a preocuparse Aceptad mis sinceras disculpas, si mis gestos os han ofendido. No es muy habitual que un noble se disculpe, pero no me importa hacerlo cuando ha sido error mio

A Olyver se le cambió la cara, podía admitir muchas cosas, pero desde luego no que la amenazaran. No contestó a la mujer, ninguna palabra salió de sus labios, súbitamente apretados, su tensión era palpable. Ahora solo faltaba por decidir que hacer, denunciarla por brujería a las autoridades o darle una lección él mismo, aunque si hacía eso tendría que pensar en que puede que tuviera cierto control sobre el gatosombra y puede que sobre el halcón, tendría que ser cuidadoso.

Se acercó a su yegua a la que desató y se dispuso a montar una vez a caballo....tenía buena puntería con el arco.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Jue Ago 09, 2012 4:12 pm

La disculpa no fue muy bien recibida pero, aún cuando sólo obtuvo un quedo gruñido como respuesta, al menos la mujer la había aceptado. Nymeria no era de las que perdonaban porque sí, simplemente prefería enemistarse lo mínimo con un noble porque crearse enemigos significaba darle aliados a su mellizo, y no estaba dispuesta a eso- Te saco cinco días del nombre, para mí sigues siendo un crío -comentó ignorando el nuevo halago que le fue dirigido. Le resultaba extraño que el joven siguiera intentando alabarla cuando estaba claro que esas palabras de galán le entraban por un oído y le salían por el otro- Pues deberíais estar acostumbrados, sois los que más deberíais pedir perdón -exclamó dejando todavía notar su molestia pues en todos los años que había vivido se había ido dando cuenta de que los nobles eran los que más daño solían hacer y los que menos se preocupaban por ello.

No mencionó nada más que su amenaza, y no había que ser muy observador ni un genio para saber que al varón no le había hecho ninguna gracia. Como guerrero que parecía debía estar más que acostumbrado a recibir amenazas no de heridas, sino de muerte pero por sus gestos la fémina pudo notar que le había dado un golpe directo a la zona más sensible de los hombres- "He golpeado su orgullo" -pensó para sus adentros antes de verle dirigirse a su yegua sin decirle palabra alguna. Estaba claro que se había ofendido, pero eso ya no era asunto suyo. Necesitaba dinero pero no urgentemente, podía sobrevivir de lo que cazara y soportaba dormir a la intemperie. No había rogado nunca y esta vez no sería la excepción aunque no se le pasó por la cabeza la posibilidad de que el menor decidiera atacarla a distancia. Los hombres solían atacar con los puños cuando sentían su orgullo herido, que le fueran a herir con arco desde la segura distancia no era algo que pudiese prever.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Jue Ago 09, 2012 5:39 pm

Cinco días del nombre no eran una gran diferencia, pero a lo mejor para una mujer que ya había entrado en la madurez Bueno, todo depende del cristal como se mire, puede que en parte tengáis razón Olyvar esbozó una media sonrisa, en parte tenía razón Puede que en eso no erréis demasiado, muchos de los nobles no saben pedir perdón, pero como habéis comprobado, no es mi caso

Una vez en el caballo Olyvar reflexionó, puede que la respuesta de la mujer hubiera sido excesiva, pero era posible, que viviendo en el campo hubiera sufrido la violencia de más de uno que hubiera querido poseer ese cuerpo, ciertamente apetecible. Podía ser en un momento comprensible Espero tener pronto las primeras hierbas, se os pagará generosamente. Preguntad en Antigua por las dependencias de os dornienses, daré instrucciones para que os paguen. Olyvar hizo una pausa Teneis suerte de que esas palabras hayan sido dirigidas a mí y que entienda a que son debidas, ante cualquier otro, podríais haber pagado, con suerte, con vuestra vida. Habéis tenido mucha suerte. A partir de estos momentos solo mantendremos un trato comercial, que espero que sea fructifero para los dos. Que los Siete y los dioses a los que recéis os guarden Tara, hija de Sira. Si haeis bien vuestro trabajo siempre podréis encontrar refugio en Dorne, tenéis la palabra de Ser Olyvar Martell, Príncipe de Dorne

Un par de perdices alzaron el vuelo justo en dirección opuesta a donde ocupaba la mujer, pronto una de ellas estaba tendida en el suelo, el plumaje enrojecido por la flecha clavada. Un pequeño presente, un poco de carne para vos y si no os gusta, siempre os puede servir para vuestras mascotas

La mujer había tenido suerte de encontrarse con él, mucha suerte.


Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Jue Ago 09, 2012 6:43 pm

La fémina ni se molestó en agregar nada, se limitó a escuchar lo que él le decía aunque cuando escuchó que deseaba recibir pronto las primeras plantas ella no pudo evitar alzar una ceja como único símbolo de confusión. ¿De verdad le estaba diciendo que aceptaba su trato, después de actuar de forma orgullosa e intentado irse sin mediar palabra? Le resultaba difícil creerlo y fácil desconfiar de la situación pero cuando le escuchó decir que había tenido suerte comprendió que no era una treta para que bajara la guardia, sino que él había considerado que no tenía sentido enojarse por las palabras de una mujer, o eso suponía ella, al fin y al cabo no le conocía lo bastante como para afirmar o desmentir nada con respecto a la razón de sus acciones visibles. Cuando le dijo que pudo haber pagado con su vida la amenaza ella no le rectificó pues no tenía intención de demostrar que sabía hacer algo más que cortar sin orden alguno con un arma apta para una mujer por su pequeño tamaño y comodidad de uso si se tenían las manos pequeñas. Decirle que sabía defenderse de cualquiera sería contraproducente pues las mujeres de Westeros no sabían luchar salvo escasas excepciones como las salvajes de Más allá del Muro, las dornienses y, según sabía, las Mormont de Bear's island pues las entrenaban como hombres. Por lo demás Nymeria sabía que las mujeres carecían de experiencia en batalla, y si quería pasar por una aldeana a ojos del varón mejor mantener eso en secreto.

Lo dejó estar y pensó incluso en ignorar el resto de sus palabras, pero cuando iba a desviar su mirada fue cuando escuchó su nombre. Olyvar Martell, príncipe de Dorne- "Dioses... camino ahora sobre arenas movedizas" -fue una muda queja a los antiguos dioses, sin duda tenían sentido del humor pues meterle en problemas con no uno, sino dos dornienses era ya una broma de mal gusto. Y no unos dornienses cualesquiera, no, con el bastardo Yronwood y un príncipe Martell nada menos... Sí, los dioses la odiaban. Su mente bajó de las nubes cuando escuchó las perdices y vio el arco en las manos ajenas. Poco podría hacer contra una flecha pero por suerte dicho proyectil no fue hacia ella sino contra una de las aves que habían salido volando, presa a la que Kahlan no tardó en añadir un conejo bastante crecido- Deberá decirme qué plantas precisa, soy curandera, no adivina -recuperó el trato formal por mucho que le molestase, era mejor no hacer más profundas las arenas en las que estaba ya hundida hasta las rodillas- "No preguntaré por él, los Martell y los Yronwood no tienen buena historia, sería darle un problema innecesario" -pensó justo después, luchando internamente contra las ganas de cuestionar sobre el paradero y el estado de Dastan Arena. Mirase por donde lo mirase no era buena idea, lo único que lograría sería que los señores del desierto le pusieran el ojo encima y, si la situación seguía como la dejó hacía siete años, Dastan ya tenía suficiente con los conflictos de su familia.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Vie Ago 10, 2012 2:10 am

Olyvar no respondió durante unos instantes, viendo como el conejo era aportado por uno de los animales de la mujer, desde luego está bien entrenado.

Eso es fácil de responder, son para soldados y ya que portáis armas, no sólo un arco que pudiera ser usado para cazar sino también una espada, incluso un estilete oculto entre vuestros senos debéis suponer las plantas que necesitamos, para mejorar la cicatrización de cortes, quemaduras, bajar fiebres, contra las insolaciones, mordeduras de animales, no todos son tan obedientes como vuestra mascota, picaduras de insectos, serpientes, escorpiones, contravenenos o cualquier otra que consideréis oportuna. Me gusta que mis hombres tengan opciones, como dicen es mejor en este caso por exceso que por defecto. Si encontráis otro tipo de plantas que consideréis… interesantes también os serán compradas..
Olyvar rebuscó un poco hasta sacar un par de monedas de plata, que rápidamente desechó, eran lunas de plata de Dorne, y prefería entregarle moneda local, finalmente las encontró y se las arrojó.

Tomad, consideradlo un pago por adelantado, para que os compréis ropa un poco más discreta para cuando vayáis a entregar vuestro trabajo, esa ropa de dama puede atraer mucho la atención por las calles, y eso sin contar a vuestros animales. El caballo podría pasar, el gatito Olyvar esbozó una sonrisa en este punto Provocaría el terror en las calles, aunque el halcón…. La cetrería es un gusto no demasiado común incluso entre las mayores damas de poniente, suelen ser más de nobles…Se disponía a irse cuando e volvió con una idea Si queréis aceptar un consejo, no es un buen lugar para llevar un arma oculta, sobretodo con ese vestido, lo vi antes de que lo sacarais y vuestros pechos, sería la primera cosa que muchos hombres, y algunas mujeres fijarían su atención. Y una última cosa, mis hombres estarán atento a vuestra llegada para hacer el trato discretamente y no os preocupéis, ninguno os molestará.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Sáb Ago 11, 2012 11:43 am

La respuesta que recibió no le llegó a sorprender pero la verdad es que le ponía en un curioso aprieto. Recoger plantas de ese tipo era difícil y costoso, al fin y al cabo eran hierbas con efectos muy útiles, y por ello muy codiciados. Ignoró claramente el comentario sobre sus armas, que el dirk se le viera fue molesto está claro, pero no era culpa de su escote sino de que no lo escondió lo suficiente y que, seguramente por los movimientos, el arma se había subido en lugar de permanecer escondida. Tendría cuidado con eso pero no tenía más remedio, si quería desviar la atención de sus ojos bicolor era mostrar escote o mostrar piernas, y mostrar piernas no era una opción pues eso se consideraba muy descarado y quería que no le mirasen directamente a los ojos, no que la tomaran por una prostituta.

Tomó con su zurda las monedas que el varón le lanzó y se abstuvo de gruñir por lo bajo con el nuevo comentario de su ropa. La verdad es que Olyvar no tenía ni el más mínimo derecho a quejarse sobre su vestimenta cuando se había deleitado con su escote- No déis lecciones -quiso guardar silencio para ahorrarse problemas pero la verdad es que, aunque no muy grande, Nymeria tenía su orgullo y no le hacía ninguna gracia que alguien a quien le sacaba cinco años le intentase enseñar como si supiera más que ella, y menos siendo un príncipe. Podía saber luchar, ¿pero qué sabía Olyvar de vivir a la intempérie, sin dinero y comiendo de lo que ella misma cazada, de que su superviviencia dependiera de no ser nunca descubierto? Dudaba que el Martell supiera qué era la pobreza, no tenía nada que enseñarle a una mujer que había madurado antes de tiempo.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Olyvar Martell el Lun Ago 13, 2012 1:06 pm

No os estoy dando lecciones, os estoy dando consejos. Se nota por vuestro acento que no provenís de las inmediaciones. Tanto en Dorne como en el Dominio ver una mujer a caballo no es raro. Una mujer armada llama la atención en Dorne pero poco más, aquí concentraría todas las miradas. Esa espada es demasiado llamativa. Un gatosombra provocaría un caos en cualquier lugar al sur del cuello, con la gente golpeándose para huir o corriendo para verlo, y puede que eso pase hasta en el Norte. Un halcón en una mujer, bueno, es llamativo. Si vais a ir a llevar cosas al campamento dorniense, todas esas cosas llamarán la atención, os conviene ser discreta y no llamar demasiado la atención, si se sabe que sois curandera… bueno esos ojos pueden facilitar el reconoceros entre la multitud. De todas maneras es por vuestra seguridad, podéis decidir vos misma, ya sois mayorcita y sabréis lo que más os conviene

Olyvar movió a su yegua para poder contemplar tranquilamente el rostro de su interlocutora, quería ver la reacción a sus palabras.

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Nymeria el Miér Ago 15, 2012 8:43 pm

Nymeria ni se molestó en pensar una nueva respuesta para su acompañante, simplemente le dejó hablar, que le repitiera lo que ella ya sabía de sobra aunque sí que recordaría esconder mejor su espada, no había contado con que el pastoreo de Amnell haría que la tela que la escondía y las alforjas bajo las que estaba dispuesta se moviesen lo suficiente como para dejar verla. En cuanto a lo demás la fémina no tenía motivos ni siquiera para escuchar al menor, estaba segura que pocos del Dominio habían logrado siquiera ver un gatosombra y con su edad actual Nora no parecía más que un gato adulto de pelaje algo pomposo para el territorio y con ojos poco comunes, pero nadie sospecharía que fuese un gatosombra, no hasta que tuviera una o dos semanas más de edad.

- Vos lo habéis dicho, yo sabré decidir qué me conviene -sonó neutral sin llegar a rozar la frialdad ni la indiferencia. Estaba en compañía de sus animales porque era difícil que alguien la viese en el bosque y aún a las malas Kahlan siempre podía marcharse fingiendo no tener nada que ver con ella al igual que su felina, y como ya había comprobado en muchas ocasiones bien podía dejar a Nora en su habitación de la posada, guardar a Amnell en una de las caballerizas de la zona y dejar que su halcona la siguiera desde el aire, casi nadie miraba hacia arriba al fin y al cabo y ver un ave rapaz en las ciudades cercanas a los bosques -más aún en ese territorio- no era nada raro.
avatar
Nymeria
Ciudadano
Ciudadano


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Hay que saber aprovechar las oportunidades

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.