Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

Sin prisa pero sin pausa {Maron y Mors Martell}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Privado Sin prisa pero sin pausa {Maron y Mors Martell}

Mensaje por Sarella Martell el Sáb Jul 06, 2013 9:13 am

Oh, por los siete infiernos, ¡mis hermanos deben llevar días en ese cuarto esperándome! La paciencia no era virtud que se encontrase entre las características de Sarella, y tendía a pensar que todo el mundo era como ella. Odiaba llegar tarde y que tuvieran que esperarla, la hacía creer que perdía credibilidad ante sus invitados. Es por esto que solía adelantarse en las reuniones. ¿Falta mucho para llegar? Por lo visto, Maron había mandado a alguien a recogerla a la frontera con Las Marcas para que se reuniesen en el campamento militar de manera discreta, en lugar de aparecer con toda la comitiva detrás. Sarella había hecho todo el camino a caballo. No era muy buena jinete, pero si el animal era rápido y sabía llegar a su destino tampoco era muy difícil la tarea. Pero ahora iba de paquete a lomos del caballo de uno de los hombres de su hermano, y ninguno de los dos parecía tener especial prisa por llegar.   “Por los Siete Maron, ¿no había un hombre más lento en todo el campamento?”  Necesitaba llegar ya. No aguantaba más.

Al fin avistó el campamento y prácticamente se tiró del caballo antes de que este parase. Ya continúo a pie, gracias por el agradable paseo. Dijo con rintintín acariciando la rodilla del jinete, y comenzó a andar a zancadas mientras buscaba con la mirada algo que le hiciese pensar que sus hermanos estaban dentro. Tras abrir un par de tiendas y disculparse por la interrupción ante algunos desconocidos, los encontró. Dio un suspiro de alivio al levantar la lona y ver que estaban allí, tal y como imaginaba, ambos dentro. Estaba empezando a romper con la discreción por la que tanto se había preocupado Maron al pedir que la recogieran.

Entró jadeando por la marcha rápida, casi atropellándose entre las telas del vestido. “Debí venir en pantalón”. Había visto a algunas mujeres dornienses usar la prenda masculina, pero Sarella nunca vio necesidad… hasta que hizo un viaje de diez días a caballo y se puso a correr por un campamento militar. Entonces sí.

Dejó sus pensamientos a un lado y fue a saludar. Hermanos.  Siento haberos hecho esperar. Se acercó y les dio un beso en la mejilla a cada uno. Tenía tantas ganas de verlos. Cuanto más pasaba sin ellos, más guapos los veía. ¿Qué sentiría entonces cuando volviese a ver a Olyvar? “Porque volverá, tiene que volver… pero no de esta manera desde luego”. Estaba tremendamente cansada y había en la sala un sillón que pedía a gritos que se sentase en él, pero bien sabían los dioses que cuando Sarella tenía cosas importantes que tratar, permanecer sentada no entraba en sus planes, a pesar de que aún no había llegado a relajarse su respiración. Sin pudor alguno, se levantó prácticamente toda la falda para sacar del cinto atado al muslo los dos [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] que la habían llevado hasta allí. “Voy a tener que comprarme un saco”. Cada vez llevaba más cosas colgadas de ese lazo, por pequeñas que fuesen. Pero era el lugar más seguro en que guardar algo, y hasta el día de hoy solo sus hermanos conocían esa costumbre.

Siento no haber podido adelantaros más información en el cuervo que envié, pero esto es un asunto para tratar en persona. Es… es… Hizo una mueca con la cara y estampó los dos pergaminos contra una mesa. Intolerable. Es intolerable. Menos mal que el viaje me ha servido para sosegarme un poco. Vio como Maron arqueaba una ceja y Mors contenía una risita. Ciertamente, era difícil pensar que Sarella pudiera llegar a estar sosegada alguna vez. No me miréis así. Os podéis imaginar como me puse cuando llegó esta… humillación. Leed, por favor. Leed y vosotros mismos me diréis. Esperó la lectura de ambos dando vueltas por la tienda como un león enjaulado. Es humillante, intolerable… La carta es de nuestro hermano… sé que es suya. Tenían un código para reconocer sus recados por si algo como lo que estaba pasando llegara a ocurrir. Sabía que la carta era de Olyvar, pero… La ha escrito él, sí, es su letra y es… es suya, en definitiva. Pero no son sus palabras. Soltó una risotada despectiva. Ni de lejos . Maldita sea, maldita sea esa pirata malnacida. A saber lo que habrá hecho o dicho a nuestro hermano para que se someta a semejante humillación. ¿Completamente ileso? ¿Hospitalidad? Esos isleños no conocen semejantes palabras. Y hablan como si fuese nuestro propio hermano quien los traicionó, ¡es indignante! No fue así hermanos, debéis creerme. Yo estuve reunida con ellos cuando ya habíais partido, Olyvar me tuvo informada en todo momento y hasta Myriah aseguró que no confiaba en ellos. No solo nos traicionan y roban a nuestro amado hermano sino que nos someten a este doblegamiento intolerable. Y mirad las condiciones. Volvió a esperar. No tiene sentido lo que piden. Los niños están aquí con su madre, su abuela y la familia de esta. ¿Los vamos a enviar con una desconocida? Apenas es la hermana bastarda de su abuelo, el cual nos metió en esta guerra. Por los Siete, ¡es ridículo! ¡Que se lleve los barcos! ¡Que se los quede y haga con ellos lo que quiera! Como si quiere venderlos, quemarlos, patearse el mundo con ellos o… o… “O metérselos por el culo”, le hubiera gustado decir. ¡¡Buuufff!! Fue lo único a lo que atinó responder. Durante el viaje había intentado decirse a sí misma mil veces que no perdería la compostura, aunque tampoco creía que sus hermanos fueran a asustarse a estas alturas por sus reacciones. Tomó aire y, ahora sí, se sentó en el sillón y permaneció un rato en silencio.

Tras la pausa y la reflexión, dijo: He tenido diez días para pensar y sigo viéndolo ridículo. Esto es inaceptable, hermanos. Esa puta barata puede esperar sentada a que un Martell se doblegue ante sus tonterías. Antes le crece una polla en los pantalones, seguro que le hace hasta más ilusión. Nunca le dio buena espina esa ruda mujer, desde el primer día, y tanto altruismo por su parte olía a chamusquina. No tenía que haber permitido que Olyvar se fuese con ella, pero impedirlo solo hubiera conseguido que sus hermanos la tomaran por loca e histérica. Pues debió haberlo hecho… Bien sabéis lo que quiero a Olyvar, al igual que a vosotros. Pero esto no lo podemos permitir… Hermanos, tenéis más temple que yo. Decidme por los Siete que esto tiene una solución. Decidme que sabéis qué hacer, por favor.

Volver arriba Ir abajo

Privado Re: Sin prisa pero sin pausa {Maron y Mors Martell}

Mensaje por Mors Martell el Dom Jul 07, 2013 12:33 pm

Los últimos días habían sido bastante ajetreados, tenía que intentar recomponer una flota y, mientras tanto, mover sus fichas para asegurar la estabilidad de Dorne. Demasiado por hacer y muy poco tiempo.

- Asegúrate que Rocagris tenga una buena guarnición de naves, es un punto intermedio necesario para patrullar las cara del Mar de Dorne - dijo mientras paseaba junto a su segundo de mando, Barristan Dalt.

Fue entonces cuando divisó a su hermana, parecía exaltada, aunque no más de lo habitual, dado que la dorniense solía vivir a más pulsaciones de las que los demás mortales se permitirían. No pudo evitar soltar una carcajada cuando vio a su hermana peleándose con su vestido.

- Desde luego, no es el mejor atuendo para venir a un campamento, Sarella - dijo mientras le daba la bienvenida a una de las tiendas, la más acondicionada - ni una brizna de aire del mar, esto no es más que un jodido desierto de piedra y arena. ¿Qué traes entre tus manos?

Leyó cautelosamente la carta, las pretensiones de los piratas eran inconcebibles y, desde luego, no iba a cambiar unos barcos de su exigua flota por su hermano. Dichas naves seguían sirviendo para mantener alejados a los piratas de Peldaños de Piedra de los puertos comerciales.

- Piratas... - dijo mientras chasqueaba la lengua - bueno, si creen que vamos a dejar las costas sin barcos o que le vamos a entregar a nuestros familiares, es que ese dios salado al que adoran les ha llenado de algas el cerebro - miro a Sarella fijamente - las naves de Dorne no forman parte de ningún trato, Sarella, si hay que negociar con ellos, deberá ser con otra cosa más que la seguridad de nuestros ciudadanos

Sabía lo que vendría ahora, así que dio un buen trago de vino especiado y esperó a que el huracán embistiese.

Volver arriba Ir abajo

Privado Re: Sin prisa pero sin pausa {Maron y Mors Martell}

Mensaje por Maron Martell el Mar Jul 09, 2013 1:04 am

Estaba exhausto, un viaje a un lado, otro de regreso. Vivir de campamento en campamento y no para bajo ningún techo. Por no añadir que no tenía demasiados motivos para dormir tranquilo, Valerie, El Rey Buitre y Olyvar, William Dayne, Faolain Fowler y los putos Volantinos.

Pero era lo que tocaba. Sarella había mando un cuervo avisando de su viaje y ya debía de haber llegado, o lo haría en alguno de los días próximos si por cualquier motivo se había retrasado.

Estaba reunido con Mors tratando asuntos de la campaña cuando escucho cierto alboroto alrededor y vió entrar en escena a su querida hermana, tan apuesta como siempre pero totalmente incómoda con su vestido y probablemente el viaje a esa temperatura.

Bienvenida Sarella, me alegro mucho de verte.

Aceptó el beso de su hermana, que en aquellos días era lo único que conseguía reconfortarlo, pero no estuvo tranquilo del todo, si había pasado por aquella penuria de viaje era por un asunto extremadamente importante, nada más escucharla y tener las dos cartas delante, lo entendió.

Arrugó el pergamino y lo tiró al suelo en un ataque de ira, pero no se contuvo y tiró también la jarra contra uno de los muebles que sostenía su armadura. Y no pudo más que apretar la mandíbula antes de comenzar a dar voces.

Malditos piratas malnacidos de mierda, ¿Con quién se creen que están hablando? ¿Uno de los castellanos de un pueblo de mierda de los que suelen saquear? ¿O con algún mercader asustado por cuatro borrachos hijos de una cabra que enarbolan una bandera con un pulpo? Esto es un insulto, no le daré los barcos y mucho menos a mis sobrinos. Después de una traición no pueden pretender que aceptemos esas condiciones. Y esto no puede quedar así. Apretaré la mano del maldito Tyrell si hace falta pero quiero las cabezas de esos Greyjoy en una pica en Lanza del Sol.

No tenían flota, eso bien lo sabía Maron, como para enfrentarse a la de los Greyjoy. Pero en tierra los arrasaría, siempre y cuando no perdiese demasiados efectivos con el asunto de Las Marcas. Bajo la voz y recupero un tono normal de conversación aunque su rostro no expresase precisamente calma.

Tenemos que responder esa carta, pero no aceptaremos esas condiciones, si quieren les daremos oro, declararé mi amistad con ellos si así lo pidieran, pero no les daré ni un sólo barco ni mucho menos a sangre de mi sangre.

¿Barcos? Como si no tuvieran ninguno. Por no añadir que aunque las condiciones hubiesen sido normales, tampoco las habría aceptado con certeza. La traición se lleva en la sangre, una vez que has mentido, repetirlo es lo más sencillo.

_________________
[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Volver arriba Ir abajo

Privado Re: Sin prisa pero sin pausa {Maron y Mors Martell}

Mensaje por Sarella Martell el Mar Jul 09, 2013 10:32 am

Abrió mucho los ojos y pegó un respingo ante la reacción de Maron. Esperaba, como era lógico y normal, que ambos se enfadasen, pero no era habitual ver al mayor de sus hermanos tan alterado. Pero no le faltaban motivos desde luego: Cuando el cuervo llegó, Sarella montó tal escándalo que la pobre Maise casi sale escopetada llorando de la alcoba. En lugar de eso, permaneció inmóvil, al lado de la puerta, con la vista clavada en el suelo, como siempre.

No dijo nada. Dejó que el mayor se desahogase y el mediano expusiese sus argumentos, y entonces opinó ella también, intentando mantener un tono tranquilo para ver si se lo contagiaba a su hermano. Si lo sé Mors, si tenéis razón. Esos hijos del hierro no se merecen ni un pedazo de tela de la vela del peor de nuestros barcos, ¿pero qué podemos hacer? Nuestra flota está muy menguada mientras que la suya es amplia, por lo tanto el hecho de que reclamen nuestros barcos solo puede ser para joder, y tampoco lo podemos permitir. Pero nos piden tres condiciones de las cuales dos no queremos aceptar... O les ofrecemos algo que les convenza en demasía, o no recuperaremos jamás a nuestro hermano. Y mucho me temo que ellos el oro no lo valoran tanto como el resto de los mortales. Capaces son de echárselo al agua a ese falso dios pescado que tienen. Se acercó a Mors. Dame un poco, por favor. Cogió la copa de vino que tenía en las manos y dio un sorbo. Tenía la boca seca y la garganta irritada, solo quería refrescarse un poco. Lo que le faltaba era inundarse la cabeza de alcohol. Gracias. Dijo volviendo a entregarle la copa.

La jarra que Maron había estallado contra el mueble se había hecho trizas. Con sutileza, se agachó para coger uno de los pedazos, que casualmente había caído junto al gurruño al que había quedado convertida la carta de Keira Greyjoy. La desarrugó y volvió a leerla. Dicen que nos darán a nuestro hermano completamente ileso... Es muy probable de que su concepto de completamente ileso entre en conflicto con el nuestro, o al menos con el mío. Si es verdad que lo están tratando con hospitalidad, que lo demuestren. No quiero un rasguño, una marca, una cicatriz o un diente menos en nuestro hermano. Quiero que vuelva tal y como se fue, y si no es así, no habrá trato que valga. Así que antes de ponernos condiciones, deberían tener esto en cuenta, Maron. Hazles saber que nuestro maestre hará un reconocimiento de nuestro hermano nada mas pisar Lanza del Sol, y al más mínimo signo de violencia por parte de ellos durante la estancia en Pyke el trato se romperá. Puso la carta en la mesa y clavó el trozo de arcilla dura en ella por la parte puntiaguda. Que no nos pidan cumplir palabras que ellos son los primeros en romper. Que no me vendan cuentos: Si dicen que nos van a devolver a nuestro hermano ileso, que así sea. Si creen que no pueden cumplir con dicha promesa, que no la hagan, y mucho menos nos pidan lealtad a cambio.

Volver arriba Ir abajo

Privado Re: Sin prisa pero sin pausa {Maron y Mors Martell}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.