Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

El Último Truco de Lann el Listo (Occidente)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Último Truco de Lann el Listo (Occidente)

Mensaje por Harley Pyke el Sáb Jun 08, 2013 11:44 am

En las largas noches de los más fríos inviernos, cuando incluso en el cálido sur de Poniente las ventiscas se suceden y el viento gélido parece querer entrar en ti para congelarte los huesos, las matronas duermen a los niños con una historia que sucedió en otro invierno ya muy lejano.

En sus últimos días, cuentan, Lann el Listo, que tras robar Roca Casterly había conseguido mediante argucias y trampas ser reconocido como rey de todas las tierras de las colinas, recibió en una noche de ventisca una visita que no esperaba. Estaba sentado en el trono, mientras todos dormían, pensando cómo podría conseguir ser el rey no solo de las tierras de las colinas, sino también de las tierras de los ríos, y de las tierras verdes, y de las azotadas por la tormenta. Y es que pocos saben que Lann el Listo no dormía más de diez minutos cada noche, y tras ello se levantaba del lecho de un salto, se sentaba en el trono y se sumía en hondas reflexiones sobre cómo podría conseguir las cosas que deseaba; ese era su secreto para tener éxito en todas las empresas.

Se encontraba, como ibamos diciendo, sentado en el trono con expresión meditabunda, cuando un viajero con capa negra y la capucha echada sobre el rostro se le acercó. "¿Eres tú Lann, aquel al que los hombres llaman el Rey Lann el Listo?", le interpeló, con una voz que parecía surgir del más profundo abismo. Lann se levantó del trono, hizo una reverencia y le respondió "Y vos debéis ser el Desconocido, pues la adivina me previno de que en la noche más larga del más frío invierno vendríais a por mí". La figura oscura asintió, hizo un movimiento circular con su mano y una brecha se abrió en la sala del trono, de la que escapaban llamaradas de fuego. "Ven, pues, al séptimo infierno, donde pasarás la eternidad", le ordenó arrastrándole hacia el agujero.

"¡Esperad, esperad, os habéis equivocado! ¡Mi destino no es el séptimo infierno! ¡Soy un héroe de leyenda!", exclamó Lann asustado. "¿Pero no es cierto que robaste este castillo a la casa que lo construyó? ¿Y que arrancaste un trozo del sol para frotarlo en tus cabellos y hacer que refulgieran más que este? ¿Y que pusiste un hijo en el vientre de todas las esposas de tus vasallos en la misma ceremonia en que te juraron lealtad, sin que lo notaran?", preguntó acusador; "¿no son esos crímenes suficientes como para condenarte al séptimo infierno?", concluyó agarrándolo por la pechera y sujetándolo sobre el abismo, listo para soltarlo. "Sí, tenéis razón, hice todas esas cosas: ¿pero no es cierto también que antes de que yo gobernara los señores de las colinas peleaban día y noche, hermano contra hermano y padre contra hijo, y que ahora el reino está en paz? ¿Y no es cierto que los campesinos han de pagar menos impuestos de los que pagaban a los Casterly, desde que encontré una veta de oro bajo el castillo?", le recordó Lann con voz melosa. El Desconocido le miró con expresión dubitativa y, tras un silencio, concluyó "Razón tienes; pero eso no es suficiente para librarte de los infiernos", tras lo cual soltó al rubio héroe.

Pero este se agarró a su brazo y, mientras el dios se lo intentaba sacudir, preguntó "¿Pero acaso no es suficiente para salvarme del séptimo infierno? ¿No podría quizá estar en el sexto?". El Desconocido, molesto, reconoció "Es cierto, mereces más bien el sexto infierno", consiguiendo desembarazarse al fin de él. Pero Lann se agarró con fuerza a su rodilla y le dijo "¿Y acaso no dicen los septones que el cuarto, el quinto y el sexto infierno albergan a criminales de la misma calaña? ¿No sería lo mismo, a fin de cuentas, estar en el cuarto o en el sexto?". Mientras el Desconocido le golpeaba los dedos para que le soltara al fin, tuvo que rendirse ante la lógica del razonamiento y admitió "Sí, lo cierto es que puedes ir al cuarto infierno en vez de al sexto, si eso te complace más". Entre grititos de dolor, Lann consiguió pronunciar, sonriendo ampliamente al dios, "Pero del cuarto infierno se puede pasar al tercero si expías tus pecados, y como hace solo una hora que el septón me dio la absolución y desde entonces no he pecado, podría decirse sin lugar a error que ya los he expiado, así que me corresponde el tercero". El Desconocido asintió con fastidio, sin poder negar la verdad en sus palabras, y asestó un golpe tan fuerte en los dedos que se agarraban como tenazas de Lann que, al fin, tuvo que soltarse; pero antes de perderse en el vacío, el héroe consiguió engancharse a su tobillo con la otra mano.

"¿Y acaso no dicen que aquellos condenados a los tres primeros infiernos pueden acceder a los cielos, si consiguen que un dios se apiade de ellos y les perdone?", preguntó esperanzado. "Ningún dios se ha apiadado de ti", le respondió el Desconocido, harto de sus regateos, sacudiendo la pierna para que cayera al fin. "¡Es mentira, sí se han apiadado de mí! ¡Ayer vino a verme la Vieja y me dijo que yo era su campeón!", se inventó Lann. El Desconocido resopló con fastidio, sacó a Lann del agujero y le dijo "Quédate aquí y no te muevas: iré a visitar a la Vieja para preguntarle si dices la verdad, y ay de ti si mientes, porque el séptimo infierno no será castigo suficiente". Lann, aliviado, se deshizo en reverencias y agarró la mano del Desconocido para besársela, mientras este reflexionaba sobre dónde podría estar ahora la Vieja, que tan pronto aparecía en un lugar como en otro.

Pero en lugar de llevarse la mano a los labios, Lann dio un fuerte tirón, hizo tropezar al Desconocido y la oscura figura se precipitó a la brecha ardiente. "¡Maldito seas, mortal! ¡Sácame de aquí!", gritó arañando el suelo con las manos engarfiadas para intentar detener su caída. "¿Y a cambio podré ir a los cielos?", preguntó Lann con los brazos en jarras. "¡Sí, sí, irás a los cielos! ¡Y ahora dame la mano!", concedió el Desconocido, cuyas garras habían dejado un surco en la roca conforme se iba deslizando hacia el abismo. "¿Y mis descendientes serán para siempre los hombres más ricos de Poniente?", exigió también el héroe. "¡De acuerdo, lo serán! ¡Pero sácame de aquí ya! ¡No quiero pasar la eternidad con toda la gente a la que he condenado!", pidió desesperado. "Oh, no te preocupes, no será mucho tiempo", le respondió Lann sonriendo mientras le pisaba los dedos. El dios dio un grito desgarrador y se precipitó a los avernos, tras lo cual el abismo se cerró sobre él. "Después de todo, para salir tan solo tienes que apiadarte de ti mismo, bobo", añadió Lann riendo mientras ascendía hacia los cielos.

Y es por eso que nadie es tan rico como un Lannister, y que cuando los descendientes de Lann el Listo mueren se van directos a los cielos: el Desconocido no se atreve a dejarse enredar en sus argucias de nuevo.

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.