Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Olyvar Martell el Lun Jul 09, 2012 4:05 pm

Tras su visita a Lord Hightower, tenía que mostrar su deferencia ante el anfitrión, se encaminó a buscar a los Tyrell, en cierta medida también eran los anfitriones, pero antes pasó por sus aposentos para acicalarse.

Comenzaba una labor cortesana, a la que todo caballero de alta alcurnia tendría que estar acostumbrado, desgraciadamente en muchos casos no eras así, si se le sacaban de los fuegos de campamento, de las peleas y de la sangre eran auténticos energúmenos. No había sido su caso, se había criado tanto en la corte de Lanza del Sol como con una espada en la mano, y había aprendido ambas cosas. Se había vestido para ello, una camisa de seda abierta con un pequeño sol bordado junto con la lanza. Era la única concesión que hacía a su familia, ya que no lucía sus colores, su par de espadas reposaban en sus caderas, sujetas por el cinturón que delimitaba su pantalón negro.

A Olyvar le pareció ver al fondo de las calle a la escolta de las rositas por lo se encaminó hacía allí con un par de hombres que le seguían, a prudente distancia.

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Rose Tyrell el Mar Jul 10, 2012 1:15 pm

Luego del intercambio de algunas palabras entre su padre y ella, Rose salió a dar un paseo, con ella iban sus habituales damas de compañía y alguna escolta, la verdad era que pasear así por Antigua no era su descripción perfecta de diversión pero no pudo hacer más que ahorrarse las muecas, estaba entre la espada y la pared en aquella situación, tenía que comportarse y actuar de acuerdo a su status sin importar que a la rosa le pareciera una exageración.

La calle por la que iban estaba llena de vendedores, había perfumes, bordados, frutas, vinos, de todo un poco pues el comercio se había avivado con la llegada de las grandes casas de Poniente a la ciudad. Sonrió ante sus acompañantes al encontrar un perfume de su agrado y lo pasó para ver que todas estuvieran de acuerdo en que ese sería el que usaría más tarde, al haber entrado en un acuerdo, pagó por la fragancia y la guardó en su pequeño bolso de mano, no sin antes reconocer a alguien a mitad de la calle.

Hizo algunos gestos a su compañía y escuchó los cuchicheos detrás de ella al retirarse un poco para saludar a Ser Olyvar Martell. -¿De compras, Ser?.- preguntó luego de un saludo y la acostumbrada reverencia que las mujeres expresaban, lo había visto solamente una vez anterior, y eso le había sido suficiente.
avatar
Rose Tyrell
Nobleza
Nobleza


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Olyvar Martell el Mar Jul 10, 2012 3:40 pm

Vio como compraba un perfume, sería una buena oportunidad de abordarla. Se paró en un puesto, un pequeño orfebre.

Encantado de volver a verla, Lady Rose Olyvar le devolvió el saludo formal. Precisamente iba a buscar a vuestra familia para presentarle mis respetos. Siempre será un placer que sea a vos a la primera que vea. Por fin ha llegado la primavera a Antigua Era un comentario lo suficientemente ambiguo como para que fuera efectivo. El año le había sentado definitivamente bien. Puede que eso le hiciera alterar sus planes iniciales, aunque como bien se sabe en una batalla un general puede ordenar perfectamente a sus tropas, darles las órdenes oportunas, que entonces comienza la refriega y hay que modificar todo lo planteado.

Efectivamente estaba planeando comprar una pequeña fruslería, una chuchería, tal vez pueda abusar de vos y que me ayudéis a elegirla. Había pensado en un collar de oro o puede que plata, de eslabones finos, nada ostentoso… ¿También estáis de compras?. Espero que la potrilla fuese de vuestro agrado. Me costó bastante encontrarla.

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Garlan Tyrell el Miér Jul 11, 2012 4:16 am

Después de un rápido aseo en sus aposentos Garlan se encaminó junto con su escolta a caminar por las calles de Antigua, el lugar era excepcional y estaba bien preparado para ese tipo de acontecimientos así que no había que salir con un plan prestablecido sino que simplemente el destino le encontraría algo que hacer.

Caminaba junto a su hombre de confianza y un par de escoltas, no necesitaba nada más teniendo a mano su afilado acer y estando en una ciudad en la que era tan querido o más que el propio Lord Hightower. Esta vez salió con prendas más livianas un jubón y unos calzones de color verde y con el emblema de su casa a la vista, representándolo para que todo el mundo supiera que allí estaba Garlan Tyrell.

Esperaba encontrarse gente amiga y conocida, otros hombres que no hubiese visto en tiempo, quizá a Brandon o Daemon a los que había dejado en la caravana o a su mujer a la que no había encontrado en sus aposentos y que seguramente andaría con Lady Hightower. Pero sus pasos le llevaron de nuevo hasta su adorada retoña que conversaba con otro agradable muchacho de su edad y que por las pintas debía ser un caballero de alto rango o un señor al que no había conocido aún. No había tiempo que esperar.

Sin dudarlo se acercó hasta allí, las exclamaciones y cuchicheos de la gente hacian que no fuese un trayecto silecioso así que para cuando llegó a la altura de los chicos éstos ya se habían percatado de su presencia y como era así dejo que los jóvenes mostrasen su respeto como él había hecho durante años hasta que los dioses le habían provisto de esta cantidad de años.

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Rose Tyrell el Miér Jul 11, 2012 4:27 pm

Sabía que los comentarios sobre la primavera no se iban a hacer esperar, era lo más nuevo, de lo que todo el mundo estaría hablando y en cierto modo entendía que esas palabras fueran las primeras que le dijera al volverse a cruzar. -Igualmente, Ser Olyvar.- contestó poniendo atención súbitamente a la vestimenta que llevaba la joven, acomodando las faldas de su vestido casualmente. -Es amable al decir eso, Ser, y si, parece que al fin ha llegado la primavera, confío en que el clima dorniense no enloquezca y suba la temperatura de un tajo.- expresó con esa sonrisa cálida que siempre portaba, era su marca personal.

Escuchó lo que pedía con cierta atención, mordiendose el labio al tratar de recordar si había visto tal objeto. -Quizá haya visto algo así unos puestos más adelante, es de mis joyeros favoritos el hombre que trabaja ahí, seguramente tendrá lo que usted le pida o en unos días podrá tenerlo. - soltó dirigiendo la mirada hacia la dirección en la que aquel local se encontraba, sonriendo complacida ante su siguiente pregunta. -Solamente por un perfume nuevo, me encantan.- confesó encogiendose de hombros. -Oh, me ha encantado, de hecho la he traído conmigo, solamente que está en las caballerizas ahora, con tanta gente se podría inquietar.- explicó pensando en su hermosa potrilla, uno de los regalos más valiosos que le habían dado nunca, sin lugar a dudas.

Los murmullos detrás de ella le hicieron girar en el momento exacto en el que su señor padre apareció en la escena, dejó un leve color rosado subir a sus mejillas seguido de una reverencia como se el había instruido. -Padre, pensé estaría ocupado en alguna otra cosa.- comentó con una sonrisa antes de presentar a su anterior interlocutor. -Tengo el honor de presentarle a Ser Olyvar Martell, Príncipe de Dorne.- dijo sin más, alguien ahí tenía que hacer las presentaciones y Rose Tyrell había tomado ese rol, dejando claro que aquél gran lord era ni más ni menos que Garlan Tyrell, su padre.
avatar
Rose Tyrell
Nobleza
Nobleza


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Olyvar Martell el Jue Jul 12, 2012 12:47 pm

Olyvar asintió. El clima de Dorne depende de la zona y del momento del día, a veces a los escuderos les gastan la novatada de llevarlos al desierto, suelen llevar poca ropa pensando en el sofocante calor, pero cuando cae la noche, la temperatura baja bruscamente y los pobres que no lo han previsto… jamás he pasado más frío en mi vida. Y en las montañas seguirá haciendo frio, pero está claro que tendremos que adaptarnos al verano. Lanza del Sol muere durante el mediodía, la mayoría de sus habitantes duerme, mientras que la gran animación es sobre el atardecer o más tarde, la cuidad bulle de diversión y de encanto, aprovechando la brisa del mar y el frescor hasta altas horas de la madrugada. Lo mejor es adaptarte al calor.

Dudó por un instante si añadir para quién era la joya, pensaba hacer el regalo a una dama del Dominio, pero aún no había decido realmente a quién se la daría, bueno lo mejor sería que comprase dos distintas, una para Rose y una para su amiga. Tendré en cuenta vuestra recomendación, si vos lo decís estoy seguro de que será el mejor. Ante sus palabras un tipo de duda le asaltó ¿un perfume?, ¿qué tipo de perfume os gusta?. Dejadme adivinar, algo suave, delicado y floral. ¿Estoy equivocado?. Olyvar se sintió complacido ante la afirmación de Rose. Estaba claro que había acertado con el regalo. Por un momento se preguntó que opinaría su familia del mismo y como lo habrían interpretado. Me alegra sobremanera que os guste, me costó bastante encontrarla, al poco de volver nació una potrilla, pero tenía algunas manchas grises, así que tuve que seguir buscando. Teníais mi palabra y pensaba cumplirla. ¿Le habéis enseñado ya el truco para que acuda?.

En ese momento vio aparecer al Lord del Dominio, Le hizo el saludo que correspondía a su categoría. Bueno eso facilitaba su labor, aunque hubiera preferido estar un tiempo más con Rose.

Lord Garlan, es un autentico honor y un placer conocerle, precisamente le estaba buscando para presentarle mis respetos, al fin y al cabo estos son sus dominios. Le trasmito mis deseos de paz, amistad y prosperidad, en Dorne apreciamos la invitación para este magno acontecimiento. Acabo de encontrar a vuestra hija que está haciendo un magnífico papel de anfitriona, solo le puedo agradecer el gesto. Tendría que ver como reaccionaba Lord Garlan para saber como continuar.

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Garlan Tyrell el Vie Jul 13, 2012 5:55 pm

El gesto señorial de Garlan no se perdió por un segundo mientras era presentado por su hija y recibió la cortesia del señor del sur como correspondía. Realizó un saludo cortés también, no tan pomposo como el del Martell pues por ello era el anfitrion - Es un placer y un honor para el Dominio recibir al Principe de Dorne, Ser Olvyvar. - analizaba su cara, se quedaba con ella... decía que era la cara de un amigo pero la esposa del Rey no creo que pensase lo mismo.

- Y si es paz, amistad y prosperidad lo que traeis a mis tierras, bienaventurado seais y gloria os den los dioses. - Era evidente que desde siempre las tiranteces entre ambas casas habían existido pero la cordialidad iba por delante. Quizá ese chiquillo fuese demasiado joven, al igual que su hija que permanecía allí en pie, fijándose en su progenitos como una verdadera dama.

Miró a su hijita cuando hizo alusión a ella, en su mirada se podía captar el amor que procesaba por ella - Rose es la flor más bella del Dominio, ha heredado toda la cortesía y belleza de su madre. - "Así que cuidado con ella amigo, es mi pequeña." La dedicó una última sonrisa después de piropearla y se giro de nuevo hacia el Ser

- Decidme, ¿cómo estan las cosas en el Sur? ahora que la Primavera ha llegado seguro que nos permite florecer a ambas naciones. - al girar el rostro, los cabellos se habían movido al compas y un rayo reflejó en el pomo de su espada haciendo que llamase la atención a cualquier mirada que se dirigiese hacia él.

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Rose Tyrell el Vie Jul 13, 2012 8:01 pm

Hablar del clima en éstos tiempos era un salvoconducto a cualquier situación, y con el Príncipe de Dorne siempre había que ser cuidadosa. –A veces creo que ser mujer me salva de esas novatadas, lo agradezco a decir verdad, dudo que sea un verdadero juego para los escuderos que se encuentran en medio del desierto, se les ha de congelar la sonrisa en la cara. – reflexionó con una sonrisa de lado, entendía lo de las novatadas, pero no le parecían una manera apropiada de enseñarle a alguien su oficio. –Lanza del Sol parece interesante, una vida nocturna es lo que hay ahí, ¿El cambio de horario no le ha molestado?.- inquirió con curiosidad, si generalmente en el día se dormía, ahora debía tener problemas en el Dominio.

El tema de las joyas era uno especial para la rosa que parecía tener colección de ellas y hasta las dividía por colores, o incluso, remitentes. –Os doy mi palabra que es el mejor, al menos a mis ojos, el trabajo que realiza es delicado y cada pieza… única.- prometió observando sus facciones en búsqueda de incredulidad de su parte. –Va por buen camino, Ser, también me gustan los aromas frescos, que no empalaguen el gusto sino que sea un gusto estar en su efecto.- apuntó con una sonrisa, internamente le parecía interesante el hecho de que hubiera acertado en su mayoría. –Ha sido justamente lo que había soñado, no puedo agradecerle lo suficiente, Ser, y su consejo sobre como enseñarle ese truco ha funcionado de maravilla, lo ha aprendido al cabo de unas cuantas semanas.- contestó pensando en todos esos momentos que se había frustrado por que no funcionaba para luego quedarse con un único momento, el del éxito.

Rose no pudo hacer más que sonreír y bajar ligeramente la mirada al escuchar el halago del Martell, era su obligación y placer ser una anfitriona ideal, tal como su madre le había enseñado, entrelazando sus manos al frente y adoptando una postura elegante pero suave, una dama en todo el sentido de la palabra. El comentario de su padre, al menos la última parte le habían causado una risa ligera, siempre era así, rodó los ojos con diversión y musitó. -¡Padre!.- un tanto avergonzada, había cosas que aunque tuvieras la edad que tuvieras, te seguían avergonzando y esta, para Rose, era una de esas ellas.
avatar
Rose Tyrell
Nobleza
Nobleza


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Olyvar Martell el Lun Jul 16, 2012 12:09 pm

No es algo agradable, desde luego, pero tiene su utilidad, les enseña, te enseña, que no puedes confiarte, que no puedes fiarte de lo que crees, siempre oyes hablar del calor abrasador del desierto, pero nadie te explica que también puede hacer mucho frio, a cuando piensas que vas a acampar empezar a recolectar material para la hoguera, por que puede que no haya donde finalmente te pares, y eso se extiende a otros lugares, puede que zonas tradicionales de arroyos en las montañas estén secas, por lo que debes de tomar agua cuando puedas. Ayuda al escudero. Olyvar soltó una carcajada No he tenido ningún problema, eso se da sobretodo en verano, aunque he de reconocer que aún ahora se da algo, de todas maneras, simplemente durmiendo un poco más o un poco menos un par de días solucionamos el problema. De todas maneras tengo que alabar vuestra inteligencia, no muchos se hubieran percatado de eso.

Olyvar prestó atención a las palabras de la mujer En ese caso le visitaré, si satisface vuestro gusto, es que su trabajo ha de ser exquisito Olyvar calló un momento. Era demasiado fácil de adivinar, va con vos. Cualquiera que os observe atentamente podría adivinarlo. Desvió la mirada hacia sus ojos mientras esbozaba una media sonrisa, hasta que su cara reflejó la incredulidad. Es desde luego un resultado notable, habéis tardado mucho menos tiempo del que yo empleé Aunque claro había ocasiones en la que durante meses no podía enseñarle y tenía que volver a empezar casi desde cero, pero eso no iba a decirlo está claro que nada ni nadie desea huir de vuestras espinas, milady Le recordó su conversación en el campo, cuando se conocieron en las Marcas.

Olyvar agradeció el saludo, aunque no pudo más que notar que no le devolvía el mismo saludo, puede que fuera causal, o puede que fuera intencionado, bien poniendo de manifiesto la diferencia de rango o bien como una pequeña ofensa. Fuera como fuese no lo tomaría en consideración. No le gustaron sus palabras, es si condicional… aún parecían perdurar ls viejas enemistades de antaño Es por eso precisamente por lo que he venido, Lord Tyrell Olyvar sonrió ante la respuesta a los halagos por parte del padre de Rose E imagino que la inteligencia es vuestra herencia. Todos confiamos en la paz y en la prosperidad, que se extienda por Dorne y el resto de Poniente

Había llegado la hora de jugar un poco y tal vez marcar un poco las cartas. Ahora que está aquí vuestro padre, cometeré la osadía de solicitaros un baile durante los festejos que se aproximan, delante de él no podréis negaros, ¿no? Eso puede que levantara las suspicacias del padre, al fin y al cabo la mujer hacía ya bastante tiempo que estaba en edad casadera, por lo que habría que cubrirse las espaldas Así mismo decidle a vuestra amiga que por supuesto le reservaré un baile…


Última edición por Olyvar Martell el Mar Jul 17, 2012 5:06 pm, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Garlan Tyrell el Mar Jul 17, 2012 4:40 am

El muchacho había sido bien educado, desde luego era todo un cortesano que sabía jugar a este juego, en el que las dulces palabras enmarcaraban la hiel que fluía por ellas. - Que la cordura y la justicia coloquen a cada uno en su lugar desde luego. Poniente resplandecerá. - Es lo que debía ocurrir, cuando el verdadero Rey ocupase el trono que le correspondía por derecho la paz reinaría en los Siete Reinos. - Ójala tuviesemos una buena copa de vino para brindar por ello ¿verdad ? - bromeó Garlan lanzando una risotada.

Después vió como la osadçia del joven se lanzaba a por su hija "¿Un baile? Si lo que buscas es a mi hija no la vas a conseguir", desde luego una unión con Dorne sería funesta aparte de una incongruencia terrible... Dorne apoyaba al Rey Targarien, mientras que los Tyrell eran el pilar más firme de Daemon Fuegoscuro y había una cosa de la que estaba seguro, su hiija no sería una reclusa de Dorne en esto. Aunque quizá todo fuesen elucubraciones y no siguiese más que la inocencia de los jóvenes y una relación amistosa, quizá los años le estaban haciendo tener una mente demasiado sucia. - Por supuesto ¿verdad hija? - Se adelantó a responder Garlan - Habrá suficientes bailes para que compartas uno con Ser Olyvar, amén de otros con los demás prometidos. - Sonrió a su hija y giró la vista hacia el Martell aún con una mueca sonriente en el rostro. Y lanzó un pequeño suspiro - ¡Cómo desearía ser tan joven como vosotros! -

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Rose Tyrell el Mar Jul 17, 2012 12:53 pm

El desierto le parecía interesante a la rosa, pero su corazón siempre estaría puesto en aquellos jardines preciosos que rodeaban el Dominio, donde los dioses no eran tan crueles como para dejar morir a alguien de hambre, calor o frío. –Supongo que muchos preferirían aprenderlo con la práctica más que por una novatada, pero debe ser útil en sus tierras, Ser.- accedió con una sonrisa a medias, riendo luego con él por aquella contagiosa carcajada. – Me alegra que el viajar no le haya causado problemas, es realmente molesto tener que acostumbrarse a nuevas costumbres y gracias, supongo que presto más atención a los pequeños detalles como esos.- contestó manteniendo aquel tono cordial y esa sonrisa fácil.

Habiendo acordado que visitaría a su joyero favorito, la rosa simplemente asintió, acomodando algunos mechones de su cabello de nuevo en línea de manera en que su imagen fuera siempre prolija. –Es fácil desentrañar aquel misterio, incluso si no hubiera tenido ni idea alguna, cualquier chica de Antigua podría decirle, me toman como un icono o algo así.- confió un tanto divertida, le halagaban aquellos detalles, pero no dejaban de parecerle extraños, como su mirada concentrada en la suya. –Es que no me he detenido hasta que Althea y yo misma estuvimos hartas de la práctica.- comentó con sencillez, dejando que su sonrisa natural se ampliara ante aquel recuerdo que había llegado a su mente.

Rose esperó pacientemente aquel intercambio de espinas cubiertas de azúcar, era un duelo de frases que podía seguir con facilidad más no intentó intervenir, aquella chica erra demasiado cortes como para molestarles. Estuvo a punto de preguntar si a su señor padre le gustaría que enviase a alguna de sus damas por una copa, pero incluso hasta eso se guardo esbozando una sonrisa ante la broma, manteniéndola incluso después de las palabras de aquel Martell. –No podría negarme, Ser.- contestó ella escuchando las palabras de su padre. –Por supuesto que habrá los suficientes.- accedió sintiéndose incluso más pequeña ante la grandeza de su padre, opacada y protegida al mismo tiempo en el que aquel suspiro le llamaba la atención, acariciando la mano de su padre en un gesto familiar.
avatar
Rose Tyrell
Nobleza
Nobleza


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Olyvar Martell el Miér Jul 18, 2012 3:52 pm

El buen ambiente era contagioso. Y acaban aprendiendo por la experiencia, aunque sea en forma de novatada…. También enseña que la vida a veces es cruel, por lo que hay que disfrutar de los buenos momentos, siempre que se pueda

Volvió a esbozar una sonrisa. ¿Qué merito tendría entonces acertar?, es preferible tratar de averiguar el perfume, por el carácter, por la forma de ser que preguntar, además es una buena manera de seguir una conversación con una dama, con una hermosa dama

No le gustaba la actitud del Señor del Dominio, las insinuaciones, medias palabras y motivos ocultos que dejaba traslucir, pero no iba a dejar que eso le alterara. Desde luego que sería una buena ocasión para descorchar un buen tinto dorniense, el mejor vino de Poniente Vamos a ver como reacciona, si sale a defender los dorados.

Aquello no le gustó en absoluto… ¿prometidos?. Peligroso, muy peligroso. El padre parecía estar tratándole como un pretendiente indeseado. Había marcada claramente la distancia, un baile, nada más. Cumpliría se acercaría a Rose lo mínimo que marcara la cortesía y ese baile y pasaría de su hija, el pequeño caballo de plata que iba a regalarle a Rose será para su amiga, que se había mostrado tan interesado en él. Le dedicaría más de un baile y trataría de pasar la noche con ella o con otra invitada y trataría de explicarle a Rose su reticencia. Estaba claro que no iba a arriesgarse a una guerra como parecía quererla el Tyrell. Era una lástima había pensado en sondearlos para una mayor relación que los defendiera de las ansias expansionistas de los dragones. Un baile será perfecto. Confío en veros en el banquete así como a vuestra amiga. Si me disculpan tengo que hacer unas compras

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Garlan Tyrell el Miér Jul 18, 2012 6:05 pm

¿Otro desafío? Garlan era ya perro viejo, no iba a entrar en una disputa por ver cuál era el mejor vino por mucho que todos supieran que el mejor vino se cosechaba en el Dominio, más concretamente en el Rejo - Shhh. - dijo llevándose un dedo a la boca - No lo dudo Ser, pero no lo diga demasiado alto... - observó a girando la cabeza a ambos lados como buscando algo o alguien - si lo escuchara Lord Redwine la paz que nos traía se convertirá en una guerra de catas. - su tono era jovial, como si la mera idea de pensarlo que causase gracia. - Y no sería agradable llegar ebrio al banquete de Lord Hightower. Créame se ha tomado muchas molestías para que todo sea perfecto. - Y una sonrisa perfecta se dibujó en su rostro.

Su hija siempre tan cortés le beso una mano y se mostró seguidora de las ideas de su padre... como debía ser, en ese momento se sentía orgulloso de la buena educación que la había brindado y de ver como su amor por ella era correspondido. Si su hijo fuese igual... en fin, ese era otro tema. Escuchó posteriormente la réplica del dorniense y sus palabras parecían incluso más encantadoras que las de su hija al ver como cedía ante sus palabras, aunque no había que confiarse - Aproveche ahora Ser, al final de la semana los tenderos habrán vendido todas sus mercancías. - Hizó un gesto cortés de despedida, más enérgico que el saludo - Nos vemos en el banquete. -

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Rose Tyrell el Jue Jul 19, 2012 9:42 am

Aquellas palabras le parecían de más a la rosa, era claro que esa era una disputa tan vieja como los mismos barriles en los que se dejaba el vino año con año, una excusa vil para levantar las tensiones que ya de por sí parecían caer entre ambas familias. Tenía que aceptar que algunas de las palabras de su padre no le habían caido en gracia pero como toda una dama, no había mostrado descontento, quizá más tarde le tocaría a ella misma arreglar los platos rotos con aquel Martell en pos de que nadie saliera ofendido, era su más grande virtud aquella. -Si no lo escucha Lord Redwyne, sus hijas seguro lo harán, las calles hablan y cuentan secretos en Poniente.- añadió con un deje de broma, si alguna de las Redwyne se enteraba, las intensiones del Martell de "conocer a su amiga" seguramente se caerían al piso en dos segundos.

Rose asintió a las palabras del Lord, sabía lo mucho que se había preparado todo en Antigua, los cuervos le dejaban ver aquel detalle con cada noticia que llegaba. -Un desaire en su ciudad dudo que le interese a Lord Hightower.- dejó caer luego, alzando la mirada al cielo antes de volver a concentrarse en aquel ir y venir de palabras. Se había mostrado paciente, elegante incluso y sobretodo, familiar, para Rose Tyrell así como para su madre, la familia lo era todo. - Espero verle más tarde en el banquete, Ser. Que tenga una buena tarde y por supuesto, que encuentre aquello que va buscando. - musitó inclinando la cabeza como un gesto de despedida. Más tarde el verdadero juego comenzaría, habría que aplacar una a una las velas encendidas en aquel corto intercambio. Sonrió hacia su padre como siempre lo había hecho desde niña, hacia arriba y con una clara mirada de orgullo, tomando su brazo para retirarse de aquel lugar, a final de cuentas, ya no había nada más que ver.
avatar
Rose Tyrell
Nobleza
Nobleza


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Olyvar Martell el Jue Jul 19, 2012 12:12 pm

Lo que he dicho es mi opinión, y no tendré inconveniente en repetírsela a él, siempre se puede discrepar sobre el vino ¿Sus hijas?, por qué había mencionado Rose Tyrell a las hijas de.. vaya, vaya, así que se trataba de eso, su admiradora era una Redwyne..bueno en ese caso. Nadie desea que se produzca un desaire en esta ciudad, ni en cualquier otra ciudad. He venido a disfrutar de la fiesta, a celebrar la primavera y la promesa de un futuro mejor, un futuro brillante para Dorne y el resto de Poniente. Si la elección del vino puede crear problemas, esta noche beberé con placer del fruto de los Redwyne

La cosa al final no había ido demasiado mal. Tendría que tener mucho cuidado, Garlan parecía querer buscar el enfrentamiento, pero no iba a caer en eso, lo mismo que no caerían sus hombres, sin embargo Rose era distinta, podía mediar, podía hacer cosas, era inteligente. Tendría que tener incluso más cuidado. El juego podía ser muy peligroso, si la enfadaba podía achuchar a su padre y la cosa se complicaba. Era guapa y… muy peligroso y además estaba la Redwyne. Tendría que tener mucho cuidado.

Estaba claro que en esos momentos su mente era un mar de confusiones, las ideas iban y venían raudas, mudando sus opiniones, no se había preparado para este enfrentamiento y menos con la presencia perturbadora de Rose. No le volvería a suceder. Tendría que prepararse para próximos encuentros no le volverían a sorprender.

Por supuesto, Lady Rose, nos encontraremos en el banquete y tal vez pueda enseñarle lo que he comprado

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Garlan Tyrell el Jue Jul 19, 2012 5:33 pm

- Vamos, vamos. - dijo jovial levantando los brazos para tranquilizar el asunto - El vino es tan bueno como tan buena sea la compañia en que lo bebes... - bajaba los brazos cuanto más avanzaban sus palabras - de modo que esta noche disfrutaremos de unos exquisitos caldos. - concluyó sus dulces palabras para zonjar el asunto, no habría problemas por un tema tan zafio cuando había tantos problemas ocultos en Poniente.

Ya se habían despedido y allí se quedaba varado con su hija amarrada del brazo, la hizo una suave caricia en el pelo mientras el joven caminaba y se perdía entre la multitud y comenzaron a caminar siguiendo su propio camino - ¿Qué te parece el joven Martell, pequeña? - la miraba con ojos de ternura - ¿No es un poco... - se quedó pensativo hasta que escupió la palabra - problemático? - Y si no lo era lo terminarían por descubrir.

Volver arriba Ir abajo

Re: El Sol y las Rosas (Tyrell y acompañantes)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.