Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

El desconocido visita al Rey venado {Nathan Baratheon}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Privado El desconocido visita al Rey venado {Nathan Baratheon}

Mensaje por Baelor Targaryen el Vie Mayo 10, 2013 7:36 pm

La vida de un caballero errante no era como Baelor lo pensaba. Desde su traslado al muro y su peculiar “rescate” ha vivido así. Su caballo seguramente murió ya o fue vendido en Desembarco del Rey, ahora tenía una yegua joven que le habían entregado aquellos que lo habían sacado de ese embrollo del muro, no sin hacer un trabajo para ellos antes… Un poco de dinero, que iba guardando firmemente. Al menos hasta que encontró cierto objeto que tuvo la necesidad de comprarlo.
Su camino iba directo hacia Bastión de Tormentas, no podía dirigirse hacia otro lugar para entonces. Todos lo crían muerto. Supuso que iban a ir a parar a Rocadragón, a no ser que sean exiliados a las ciudades libres, pero tenía la firme idea de que estaban en el asentamiento ancestral de los Targaryen, si era así no podía avisar que estaba vivo, no quería que nadie más que sus más cercanos supieran que aún se mantenía con vida, pero avisarles era un problema.
Pasó los meses de guerra en lugares a donde sabía que la guerra no llegaba, siempre ocultándose. Supo que su buen amigo Tybolt Lannister murió, que su padre murió, su hermano, el gran guerrero. Y la rebelión terminó exiliando a todos los dragones. Cuanto ego había matado a Poniente, lo había dividido… Pero ahora no estaba en condiciones de retomar aquello. Lo había perdido todo, todo menos el amor de Rose… Y era a su amada a quien iría a buscar en primera instancia. El trono, ahora que su padre había muerto y sus cargos solo estaban sostenidos por un septon idiota, le pertenecía. Pero no era tan ambicioso como los demás reyes Targaryen para ir corriendo hacia él ahora, las prioridades son otras.

El camino a Tormenta le llevó varios meses. Pero al fin estaba frente a la gran fortaleza que era el hogar de otros de sus amigos, que gracias a los… A él mismo, estaba vivo y lo agradecía. Esperaba que allí estuviera también Rose Tyrell, que fue el último lugar donde supo algo de ella, pues no se detenía a oír los rumores últimamente. Pese a eso, sabía que ahora estaba frente a un Rey y no un Lord, que tenía nueva esposa, que había tenido algunas pérdidas en su familia igual, pero había salido considerablemente victorioso.
La imagen de Baelor no era vista por nadie, su armadura iba colgada en su yegua, el iba caminando, después de todo la armadura tenía un valor de dinero que era mayor a la del caballero mismo. Una capa lo cubría, rasgada y vieja, gastada, con una capucha que ocultaba su rostro. De todas formas pocos lo iban a poder reconocer, su barba estaba larga, era un joven aún pero su barba había crecido considerablemente. Su cabello también estaba un poco más crecido de lo normal, trataba de cuidar su higiene como era de costumbre cuando vivía en una alta casa, pero bañarse se iba resumiendo a meterse en alguna laguna o arroyo para limpiarse y lavar su ropa. Lo que más resaltaba del nuevo Baelor, era la pérdida de uno de sus dedos, el meñique de la mano izquierda, fue quebrado por el mango de una espada, pero quebrado de una forma abrupta, de forma que el dedo no podía ser repuesto por una fisura, lo mejor fue amputarlo y sanar la herida. Ahora llevaba una tira de cuero que cubría ese dedo e iba atada a la muñeca, como un medio guante

Tomó valor y se encaminó dentro de Bastión de Tormentas, trataba de no llamar la atención. Él yendo a pie y tomando las riendas de su yegua que llevaba su armadura y demás, ya no quedaba nada de Baelor Targaryen, ya no se veía como ese príncipe de los Dragones, heredero del trono de hierro. Era un caballero errante, pese a que le habían quitado sus cargos. Todos lo veían así, y la verdad era que así quería que fuera.
Una vez llegó a donde era la entrada a la sala del rey tormenta, los guardias los detuvieron. – Solicito hablar con Nathan Baratheon. – Murmuró Baelor sin levantar la capucha que ocultaba gran parte de su rostro. – Díganle que el dragón que abraza a la rosa dorada ha pedido la presencia del rey venado. – Los guardias lo miraron como si estuviera demente, pero Nathan seguro entendería ese juego de palabras. Lo hicieron esperar fuera a que el Rey de la orden de que pase, o que el mismo fuera a recibirlo, estando bien vigilado claramente. Hacía mucho que no veía a su maestro.

Volver arriba Ir abajo

Privado Re: El desconocido visita al Rey venado {Nathan Baratheon}

Mensaje por Nathan Baratheon el Dom Mayo 12, 2013 12:05 am


-No es necesario que hagamos esto ahora, te quedan muchos años delante- Nathan estaba acostumbrado a estar en aquella arena de entrenamiento, pero nunca había estado como maestro, el mismo no se consideraba como tal o que tuviera algo que enseñar a alguien, pero Stefan había insistido en que tenía que ayudarle a entrenar -Deberías pedirle a Orson que te enseña, tu tío es un gran guerrero, en todo poniente incluso más allá del mar angosto se sabe de su valor con la espada- le explica Nathan a aquel que hace un tiempo había declarado como su heredero, el niño era pequeño pero era fuerte, era un Baratheon y su padre ser Buckler, había sido un gran caballero… pero si la guerra había sido cruel con alguien, ese alguien era ese pequeño niño que a pesar de todo lo que había pasado a su corta edad, aún tenía tiempo para dedicar una sonrisa a quienes le observaban -Yo no puedo ser como tío Orson, los guardias dicen que tío Orson es la reencarnación del Guerrero y yo soy sólo un niño, Tío Nathan, no puedo ser un dios- Nathan no pudo evitar sonreír ante aquella observación, había escuchado aquello antes, Daemon Fuegoscuro, la reencarnación del Guerrero, el verdadero rey de poniente, finalmente no había sido ninguna reencarnación y había muerto como cualquier hombre, pero aquello no importaba él había sobrevivido y a pesar de las complicaciones la tierra de la tormenta se había mostrado fuerte ante la adversidad y hoy eran soberanos al sur del AguasNegras -Orson no es la reencarnación de nadie pequeño, sólo es un gran guerrero… algunos hombres nacen con un talento excepcional , otros deben entrenar mucho para llegar a serlo… y tu no debes preocuparte, tu padre fue un gran caballero un hombre valiente y honorable, además por tus venas corre la misma sangre de Orson Baratheon, seguro serás un gran guerrero, El guardián de la tormenta- le dijo Nathan mientras se acercaba a él y le quitaba una de las espadas que trataba de sostener, acción a la que el niño volvió a protestar aunque no alcanzó a replicar pues Nathan pronto comenzó a hablarle una vez más -Sólo una espada- le dijo pero el niño pronto reprocho que él mismo siempre usaba dos espadas -Sólo una, si quieres que te enseñe… Piernas separadas- le dijo mostrándose él mismo como ejemplo para que el pequeño lo imitara de manera algo divertida -no tanto Stefan, espada recta sobre la cabeza- le dijo enseñándole el mismo la primera postura que él había aprendido desde niño -Primero debes aprender a defenderte…

Los dos Baratheon continuaron entrenando en la completa soledad de bastión de tormentas, sin que el lo notara y a pesar de la tristeza del propio niño, desde hace unas semanas se había terminado por transformar en los últimos bastiones de alegría que quedaban en aquella fortaleza, pero la tranquilidad de ese momento entre ambos se rompió cuando uno de los guardias se apresuro en acercarse -Mi Señor, lo buscan en la entrada, alguien exige su presencia- dijo el hombre con algo de temor en la voz mientras miraba a su señor quien de inmediato dio muestras de no estar contento con que nadie le exigiera nada, sin embargo fue Stefan quien rompió el silencio con su inocencia -Lord Baratheon está ocupado ahora- dijo dándose importancia a si mismo pues era el centro de atención de su tío durante aquel día era él y no parecía estar dispuesto a dejarlo ir -Lord Baratheon, si vos lo ordenáis podemos ordenar sacarlo de las puertas, pero el hombre ha dicho que vos entenderéis… dragón que abraza a la rosa dorada ha pedido la presencia del rey venado- Luego de Escuchar aquello, lo primero que Nathan fue comenzar a reír por aquello, los dragones se había terminado en poniente y él había sido parte del termino de aquella historia en poniente… sin embargo de pronto recordó, sólo había un dragón que era bienvenido en su puerta y sólo una rosa de oro -Una Rosa de Oro… ¡como tía Rose!- Gritó de pronto Stefan quien al parecer había comprendido el mensaje incluso más pronto de lo que lo había hecho su tío -Decidle que aguarde por mí en la entrada… que 10 guardias aguarden por mi- Ordenó Nathan con cierto reparo, no había quien podía conocer aquel secreto además de él, había sido parte de la derrota de Daeron Targaryen y el único dragón que conocía con esas características había muerto pues a pesar de que había intentado saber de él, nunca llegó al muro -Ve con tía Brinna Stefan, ve a contarle lo que has aprendido- le dijo el regente con un tono mucho más serio que hizo que el niño decidiera que era mejor no continuar reclamando ante las instrucciones de su tío -¡Yo la cuidare por ti, mientras en encargas del dragón!- dijo con entusiasmo mientras ponía su espada de madera en su cintura y caminaba junto a uno guardias que se acercaron de inmediato para llevar a Stefan con la señora de la tormenta.

Luego de aquella escena Nathan se condujo de inmediato hasta la entrada de bastión de tormentas donde lo aguardaba un hombre con mal aspecto, de hecho aspecto suficiente como para no comprender como si quiera los guardias habían permitido que lo convocara a él, el señor de aquellas tierras… pero aquello no era importante ahora -¿Quién me busca y además usando palabras de un amigo querido? Hablad o rogad porque no os ordene ejecutar-

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.