Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

Rutina en Refugio {Casiopea Rowan}

Ir abajo

Privado Rutina en Refugio {Casiopea Rowan}

Mensaje por Theon Swann el Vie Mayo 10, 2013 12:04 pm

Días atrás Lord Nathan Baratheon había asignado la tarea a Theon Swann, uno de sus mejores amigos y de los más fieles vasallos que tenía, de ir a Refugio Estival y supervisar el asentamiento, pese a que estuviera la Princesa del Dominio ella no estaba del todo habilitada para una supervisión de soldados y demás, los pocos que había, llevar otros más y revisar fronteras. Hacía meses había sido él quien comandó las fuerzas para el ataque de Refugio Estival, del cual salió muy lastimado. Se sentía como un inútil, perder la movilidad por un mes entero por atacar a un asentamiento que tampoco estaba sumamente defendido. Más antes de que siquiera su tratamiento terminara del todo ya estaba de nuevo en marcha, como general de Tormentas tenía que demostrar su cargo, tenía que mostrar que era valedor de su gloria y su fama. Muchos lo llamaban “El que quemó la cueva de los Dragones” entre otros apodos y aún tenía que mantenerse en ese lugar y no “el inválido”. Los daños de la batalla para esta época ya habían sanado casi por completo, ya no cojeaba y las cicatrices estaban terminando de formarse, estaba en óptimas condiciones, o al menos se forzaba para estarlo.

Cabalgando con 100 caballeros, el lord y sus dos hijos de ahora 10 y 9 años con los que estaba más apegado últimamente, llegaron a las puertas de Refugio Estival, todo el mundo le abrió paso al Cisne Negro arriba de su caballo y a sus cien caballeros que caminaban a paso lento hacia la entrada de Refugio Estival. Enseguida habló con el jefe de la escuadra que protegía Refugio, pidió informes, avistamientos, registro de ingresantes, registro delictivo, ingresos de dinero. Lo quería todo, porque donde hubiera un error, una baja, un numero que se saliera de lo normal y mandaría a cambiar a todos los encargados del tema, cambio de soldados, encargados, todos volarían y no precisamente como preciosos cisnes. El lugar debía ser perfecto para que la Princesa Valerie Tyrell pudiera vivir, al menos eso le había encargado el Rey Tormenta y Theon tenía que mantener a punto el asentamiento que había capturado, sumado a que Valerie vivía ahí, estaba encargado prácticamente de su seguridad.

La mañana había sido larga, de hecho el lord Swann no había ni comido cuando fue la hora, estuvo varias horas encargándose de eso y parecía que los parámetros estaban normales. Pero aún así mandó a sus hijos a saludar a Lady Valerie, ahora princesa, para anunciar su llegada y pedir una habitación para ellos y otra para su padre, así comían algo ellos. No había visto a Valerie por ningún lado, una buena anfitriona, el lord había llegado de tan lejos con soldados para el asentamiento donde vivía y ni siquiera a darle un cordial saludo. A lord Swann le llamó la atención pero no más de un tiempo pues llegó la hora de posicionar a varios grupos de soldados. La seguridad en Timón de Piedra era algo de lo que la gente más admiraba cuando pasaba por allí, lord Theon Swann tenía un sistema muy regio y disciplinado para los patrullajes en los asentamientos. Fue hora de implementarlo y de paso servía de vigía para las fronteras cercanas de Refugio y de posibles ataques.
Las órdenes se dieron en unos segundos, mapas fueron entregados y tal y todos corrieron a sus puestos, conocían a lord Swann y sabía que las cosas debían hacerse enseguida para él. Más no tardaba en ponerse el sol, uno de sus escuderos le indicó que sus cosas fueron llevadas hacia dentro de la fortaleza, donde había una habitación preparada para él. Parecía que había tomado por sorpresa a Valerie Tyrell. Luego la vería, tal vez en la cena, pero ahora solo quería despojarse de su armadura, que por más que le encantara llevarla, en ese momento luego de tantas horas trabajando con ella le estaba pesando.

Ya dentro del lugar dejó su armadura en la habitación, bien colocada y se puso ropas más ligeras y cómodas, más siempre llevaba consigo sus espadas colgadas de su cintura. Sus hijos seguramente estarían con Valerie, tenían un especial apego hacia ella puesto que la hermana de Lord Swann y Valerie eran cercanas, y casi siempre la hermana del lord llevaba a los hijos con ella para todos lados.
Por los pasillos la gente iba y venía, lord Swann no era de los que pedían que le trajeran todo a su habitación, prefería ir él al gran comedor y tomar una rebanada de pan o una buena fruta. Más en el camino se cruzó con una cara que no parecía ser de una criada, de una sirvienta, una mujer bella como ninguna que había visto hacía mucho tiempo, con un pequeño bebe en sus brazos, seguro ella no se había fijado en él, pues llevaba la atención en la pequeña que parecía jugar con los cabellos de la dama. Así que pasó a su lado sin conocerlo, más Theon se quedó quieto en el pasillo, ¿Deslumbrado? Quién sabe.
El hambre se fue, o bueno en realidad fue reemplazada, y Theon giró sus pasos hacia donde la mujer se había dirigido. En un acto totalmente imprudente, lord Theon Swann siguió a la dama hasta que entró en una habitación, esta dejó la puerta abierta, suponía entonces que la habitación no era de ella o no era de la intimidad de ella y su marido, puesto que tenía una hija. Lord Swann se acercó hasta el marco de la puerta y observó como la mujer recostaba al bebé en una pequeña cama. Theon se apoyó en el marco de esta misma, para observarla, con los brazos cruzados, hasta que se atrevió a hablar. – Disculpe mi imprudencia, mi lady. – Comentó para llamar su atención, primero disculpándose por aquello que había hecho, sin hablar muy fuerte pues imaginaba que aquel bebe se estaba durmiendo o ya lo había hecho. – Es muy bello… ¿O bella? – Preguntó el lord, sin moverse desde donde estaba. – Lord Theon Swann, mi lady. – Terminó presentándose, para que no pensara que era algún criado o alguien que pudiera hacerle algún daño, no era normal que un lord siguiera a una señorita así, pero le había llamado una particular atención aquella mujer.
avatar
Theon Swann
Casa vasalla
Casa vasalla


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Privado Re: Rutina en Refugio {Casiopea Rowan}

Mensaje por Casiopea Rowan el Vie Mayo 10, 2013 3:56 pm

El día había despuntado ya en Refugio Estival. El movimiento de personas se hacían visibles en los rincones de la fortaleza, realizando las tareas diarias que cada uno les correspondía.

Como cada día, desde que había llegado allí, me había levantado cuando la pequeña Tessa lo hacia, incluso a veces antes de que los rayos del sol tocasen los suelos de aquellas tierras que comenzaba a reconocer como un nuevo hogar, un nuevo comienzo.
Había sido una lucha amoldarme a mi nueva vida, en mudarme a un nuevo lugar y ser madre pero, con cada día que pasaba se hacia fácil. Sentía que podía de comenzar una vida allí, con Tessa y eso se debía gracias a la ayuda que se me había brindado cuando más la necesite. Todo gracias a Valerie Tyrell.

Aún me mantenía asustada, aunque la protección de Valerie era indefectiblemente buena, la situación en la que me encontraba era delicada. Sabía que si la historia salia a la luz pública arruinaría no solo a mi familia, tal vez también mancharía a los que me han apoyado y ayudado. Incluyendo a mi reciente amiga, lady Tyrell.
Por ello mi presencia la mantenía en bajo perfil, no atraer la atención era la clave aquí y no era fácil para un alma que amaba el aire libre como a mi. Estaba prácticamente encerrada en mi habitación, con Tessa claro. Pero sabía el sacrificio de aquello valdría la pena en un futuro. El futuro de mi hija estaba en juego.

Luego de haber escrito una carta para que fuera enviada a Sotodeoro, en donde había colocado mi bienestar físico y demás nimiedades que no resaltaran fuera de lo común, salí con Tessa en brazos de la habitación en busca de una de las criadas asignadas para mi por lady Tyrell. Eso se había decidido antes de partir hacia refugio Estival, por Valerie, que había dicho que "mientras menos gente de tu hogar aquí, mucho mejor se contendría el secreto". Así que solo había traído a mi na-na, una señora anciana en la que depositaba toda mi confianza sin dudar.
No alejándome del ala donde mis habitaciones se encontraban, pude de encontrar al fin a la criada y dando indicaciones sobre el papel que le entregaba, volví hacia la seguridad que me proporcionaba mi aposento.

Volví detrás de mis pasos, con una Tessa soñolienta en brazos, la cual tuvo la destreza de poder atrapar uno de mis cabellos sueltos de la cabeza. Mire a mi hija mientras intentaba desprender de sus pequeñas y regordetas manitas mis cabellos, pude de notar los rasgos indiscutibles de los Rowan en ella. Suspire, soltando de poco aquel aire cargado de nostalgia por el pasado.
Había decidido dejar los sueños tontos de niña y centrarme en los planes darle a mi pequeña lo que necesitaba, un hogar. Su padre, no estaba en esos planes, no más. Decidí que dejaría que Willem hiciera su vida, aparte de la mía, dos rumbos diferentes como inciertos.

Sumergida aún con pensamientos de lo que fue y pudo haber sido, llegue a mis aposentos. Abriendo la puerta y entrando, me dirigí a dejar a la pequeña Tessa en su cuna. Era hora de alimentarla. Para ello debía de desabrochar aquel incomodo y apretado vestido que llevaba, que aunque bonito no era práctico para esos propósitos. Mis formas habían aumentado en algunas zonas evidentemente, lo que hacia que tuviera algunas cosas más de lo que acostumbraba.
Sin mover mi mirada de su carita bella, sonreí a Tessa. Me deje llevar por los sueños y deseos, sueños como con el día en que daría sus primeros pasos, en los que pronunciaría aquella palabra que anhelaba escuchar desde que supe de su existencia dentro de mi...

Todo aquello se termino al escuchar la voz desconocida proveniente desde la puerta, dejando el mundo de fantasía, volví a la realidad y pose mi mirada hacia la entrada de la habitación, la cual ¿abierta?, dejaba ver a un hombre apoyado sobre el marco de madera, observando. Alarmada, me moví hacia el pie de la cama, cubriendo así la forma de Tessa de su curiosa vista.

Repare en la apariencia imponente del hombre, el cual por supuesto era imposible ignorar, de manera analizante y sentí mis mejillas enrojecer al cruzarse de la nada por mi mente el pensamiento que él era un hombre apuesto. Trate de tranquilizar mi respiración, la cual por alguna razón, comenzaba a acelerarse. Por ello, concentrada en ocultar tal reacción, casi pierdo el notar que volvía a hablar por segunda vez.
Fue una pregunta, la cual me vi contestando instantáneamente de manera correctiva, sin poder detenerme - Bella - dije firme, sin dudas colgando de la palabra.
Cuando volvió a hablar, fue para presentarse a él mismo como Lord Theon Swann. Aquella presentación obligaba a hacer una de mi persona también, lo cual no sabía si sería una buena idea.
¡No podía pensar con claridad por alguna extraña razón! Su mirada aun posada en mi me tenía atrapada como nerviosa. Solté mi nombre en apariencias de un estado normal, pero por dentro estaba en pánico - Casiopea Rowan, mi lord - realice una pequeña venia. Tessa eligió esos momentos para gimotear desde la cama, rompiendo el hechizo que aquel hombre logro poner sobre mi.

Volví hacia la cama, donde Tessa, pude ver, succionaba una de sus manitas con ansias. Al sus ojitos notar mi presencia, gimoteo más fuerte aún, anunciándome así que era su hora de comer. La levante de su lugar, acomodandola en mis brazos y sentandome despacio en el borde de la cama, me volví a dirigir al señor - ¿Acaso se ha perdido, mi señor? - pregunte, acunando a Tessa entre mis brazos.
Mi pánico estaba creciendo por dentro, mi mente se preguntaba si había sido descubierta. Sabía que había cometido un error, el dar mi apellido al lord.
avatar
Casiopea Rowan
Casa vasalla
Casa vasalla


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.