Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

Los fantasmas de Refugio Estival (PRIVADO)

Ir abajo

Los fantasmas de Refugio Estival (PRIVADO)

Mensaje por Valerie Tyrell el Mar Mayo 07, 2013 4:29 pm

Desde la ventana del castillo de Refugio Estival podía ver a los habitantes que poco a poco se habían ido asentando luego de la rebelión de Fuegoscuro y los resultados del levantamiento en Tierras de Tormentas. No eran muchos, pero cada vez iban llegando nuevas familias que buscaban la protección de los Baratheon en ese lugar que hace sólo unos meses atrás había sido asediado. Ahí, apoyada en el marco de la ventana y mirando hacia el exterior podía reconocer el lugar donde había estado el campamento Baratheon. Recordé aquella tarde cercana al anochecer donde fui viendo herida por herida, dolor por dolor, a cada uno de los que sufrieron un mal en aquel ataque imprevisto. La sangre, los gritos, las miradas asustadas de los pobres pueblerinos que nada tenían que ver con esa batalla. Era impactante que sólo había sido hace unos meses. Unos nueve meses más o menos, y aún así parecía tan lejano, como si un río hubiese pasado sobre toda la historia, destruyéndola.

Emané un suspiro y me giré. Estaba en la habitación principal de aquel castillo donde Daeron Targaryen había pasado su juventud. Había hecho sacar cada adorno Targaryen del lugar, desde los cuadros, alfombras, muebles y esculturas que representaran dragones. Se lo había regalado a aquellos que iniciaban una vida aquí, al menos las cosas útiles, y los adornos inútiles los había mandado de vuelta a Altojardín por si a alguien le interesaba mantenerlos en condición de objetos históricos. Así aquel castillo parecía medianamente inhabitado. Pocos muebles habían quedado para llenar sus espacio, y unos pocos otros había traído conmigo en mi viaje. Personal, sólo el necesario, y en su mayoría gente de Tormentas que le había solicitado a mi hermano. Por lo demás el silencio sólo se llenaba con el grito de los niños que recorrían las paredes de Refugio Estival, y el llanto del pequeño que había viajado junto a su madre para hacerme compañía.

Ataviada en un vestido amarillo claro avancé sintiéndome algo más fuerte que las semanas anteriores. Había dejado de tomar la hierba cuando me separé de Luthor en Altojardín, y desde entonces ya no me sentía enferma. Mañana tenía las intenciones de salir a cabalgar, y luego de comenzar a conocer un poco más a los nuevos lugareños con los que suponía, me tocaría convivir el resto de mi vida. Salí de mi alcoba y caminé recorriendo aquellos pasillos vacíos de cuadros escuchando el tenor de mis pasos. A lo lejos, en una de esas alcobas, escuché el llanto de un bebé, y aquello me hizo recordar a mi hermana Jenna y a su pequeño Steffan, lo que me hizo apretar un poco el puño. Mi hermana muerta era uno de aquellos eventos que no imaginaba, menos considerando que yo, quien había estado en el frente de batalla, no había sufrido más que unos míseros rasguños. La injusticia de la muerte, quizás el evento más injusto de todos, me cernía como una capa burlándose de mí. Lllevándose a aquellos que no debía llevarse.... dejándome aquí observándolo todo. Emané un suspiro tras aquel pensamiento y sin más recorrí el resto del pasillo hasta que llegué a la alcoba donde aguardaba Cassiopea y su bebé-. ¿Puedo entrar?- pregunté tocando la puerta. Y escuché desde ahí los gimoteos del bebé.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los fantasmas de Refugio Estival (PRIVADO)

Mensaje por Casiopea Rowan el Miér Mayo 08, 2013 5:33 pm

Todo parecía haber ocurrido demasiado rápido. Luego de concurrir a la boda que se disponía a realizarse en Altojardín, entre Valerie Baratheon y Luthor Tyrell, me vi confesando mi estado, derrotada por las circunstancias, a nadie más que a la novia del evento. Habían sido el agotamiento, los nervios de todo lo que estaba pasando frente a mis ojos. La guerra, la partida de mi hermano a ella como su incierto paradero y aquel... aquel maravilloso evento de unión dieron por zanjado el límite de mis fuerzas, quebrándome.
Creí que todo había terminado, que al haber hablado, mi suerte estaba echada pero para sorpresa, una grande debo destacar, la señora Tyrell se apiado de mi alma y ofreció su ayuda. La cual acepte.

Era por ello que ahora me encontraba allí, en Refugio Estival, acompañando a la señora con mi recién nacida hija. Si, llegado el momento, di a la luz a una niña apenas un día de llegar al lugar. El camino había sido duro y cansador, lo que creen había sido el catalizador que indujo el parto. Pero todo había ido bien, gracias a los dioses, tanto la niña como yo estábamos sanas.

Varias semanas habían pasado de haber llegado, se hicieron cambios para tratar de que el lugar se viera como un hogar, con un éxito lento pero todavía en marcha, se estaba logrando. Eso alegraba a los que ahora residíamos allí. Era como si en este pedazo de tierra uno viera que podía de considerar el volver a comenzar, dejar detrás la desgracias que nos habían golpeado, de no pensar en el dolor que provocaba lo que se había perdido.

El llanto de Tessa me trajo de nuevo a la realidad, alejándome de pensamientos que me llenarían de tristeza si seguía encaminada en ellos.
Me levante de la silla con ligereza, la cual estaba posicionada junto a una de las ventanas de la habitación, dejando sobre ella una hoja de papel en la que había comenzado a trazar algunas líneas al azar con un trozo de carboncillo. Camine a la vez que fregaba mis dedos entre si para sacarme los restos de polvillo que habían quedado sobre mi piel, me acerque hasta la cama y, allí rodeada por una fortaleza de almohadones, se encontraba una muy despierta Tessa mirandome, solto otro lloriqueo.
- Amor, shhhh, aquí estoy - dije suavemente, sonriendo. Extendí mis brazos y la tome entre ellos - ¿Qué sucede Tessa?. ¿Acaso tienes hambre? - le pregunte usando una voz cantarina y suave.

El inesperado sonido del golpe sobre la puerta de la habitación hizo que dividiera mi atención hacia ella, le siguió una voz, la cual reconocí como la de Valerie, llamando. Me moví con Tessa cargada en mis brazos hacia el medio de la habitación y allí me detuve - Si, adelante - conteste elevando mi voz lo suficiente para que escuchara mi respuesta.

avatar
Casiopea Rowan
Casa vasalla
Casa vasalla


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Los fantasmas de Refugio Estival (PRIVADO)

Mensaje por Valerie Tyrell el Lun Mayo 13, 2013 2:00 pm

Escuché la voz de Casio desde el otro lado y empujé el picaporte dorado para entrar a la habitación. Frente a mí madre e hija aparecieron. Casiopea iba de pie y en sus brazos cargaba a la pequeña Tessa, a quien vi nacer de forma súbita cuando recién nos acomodábamos en Refugio Estival-. Veo que amanecieron bien- dije a modo de saludo y avancé hacia ellas. Sólo Casiopea me había acompañado desde Altojardín, los demás, excepcionando un par de hombres que hacían de mensajeros entre las tierras del Dominio y Refugio, eran sólo personas nacidas y criadas en esas tierras en la que nos hallábamos ahora.

Con mi dedo acaricié el rostro de la pequeña que recién iba abriendo los ojos al mundo que le tocaba conocer. Uno que estaba bastante inestable, y del cual no se podía saber a ciencia cierta qué podía llegar a suceder, ni siquiera de un día para otro. Al observarla pensé si es que algún día yo llegaría a dar a luz a un ser así. Por mi mente, como un fantasma, pasó el rostro de Maron y me imaginé que aquel pequeño podría llegar a ser un Marell, a pesar de que mi apellido decía otra cosa-. Está cada día más hermosa- le comenté a Casiopea con una sonrisa en mis labios y bajé mi mano hacia el costado de mi cuerpo para ver la habitación. Esta debía ser una de las más amobladas del castillo, pues era de la que más me había preocupada de dejar cómoda para la madre y su pequeña hija-. Espero que no hayáis pasado frío, Casio- dije con familiariadad. Quizás no nos conocíamos de toda una vida, pero luego de ser yo quien ayudara a Casiopea a dar a luz el lazo de nuestra relación era muy estrecho. Habían preguntas que sabíamos que se podían hacer y otras, como la identidad misteriosa del padre de Tessa, que quedaban en el aire hasta el momento oportuno de ser confesadas.

Avancé por la sala y ordené una manta a medio doblar. El día estaba bello desde el exterior y pasé mi mirada por la ventana viendo una hoja donde el inicio de un dibujo aparecía-. Que bello dibujáis, Casio- dije con sinceridad tomando la hoja entre mis dedos y observándola-. Quizás deberíais pensar en dar clases a los niños- comenté mirando por la ventana y viendo a los niños que correteaban desde el exterior-. O sino sufriremos de un letargo absoluto encerradas aquí. Debemos buscar en qué ocupar la mente- y solté una suave carcajada dirigiendo mi mirada desde las murallas de refugio hacia el horizonte, uno donde a lo lejos, donde ya mis ojos no veían, estaba el mar.... y tras él estaba Dorne, la tierra que anhelaba alcanzar, aunque a veces pareciera del todo imposible.

Volver arriba Ir abajo

Re: Los fantasmas de Refugio Estival (PRIVADO)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.