Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

Y el rugido era oriental (Valyrah)

Ir abajo

Y el rugido era oriental (Valyrah)

Mensaje por Garlan Tyrell el Dom Mar 17, 2013 6:53 pm

El campamento ya se había levantado y el sól comenzaba a asomar lanzando reflejos luminosos provenientes del Aguasnegras, al otro lado la tierra de los Ríos se mostraba verde fértil... tanto como si lanzaba la mirada al lado contrario mirando las tierras del Dominio.

Aunque en aquellos momentos lo único que alcanzaba a ver eran montones y montones de tiendas en filas perfectamente alineadas y en el centro una gran carpa verde donde se habían situado la sala de reuniones y los aposentos de Lord Garlan. Lo cierto es que no tenía pensado acomodarse demasiado pero sería bueno que sus hombres sintiesen por última vez el calor del hogar... pues muchos de ellos no volverían a respirar de nuevo en aquellas praderas, ni pisar aquel verdor que seguiría creciendo gracias a su sangre.

Pero no había momento de añoranzas ni de sentimentalismos baratos, pues lo que se aproximaba era la justicia, que cabalgaba hacía Desembarco a exigir lo que le correspondía por derecho propio a su Rey, al verdadero Rey.

Garlan se encontraba en su tienda refrescandose antes de cita, su Espada había acudido a informarlo en persona. La emisaria de Tybolt Lannister estaba a las puertas del campamento y no se la podía hacer esperar, el paseo hasta las tienda no era demasiado largo por lo que no había tiempo que perder y mientras los escuderos preparaban vino, agua y algunos platos que poder picar mientras hablaban, Garlan ya se acomodaba en su asiento esperando a levantarse en el momento en que la Lady fuese anunciada en su tienda.

Y cuando entró así hizo, con una sonrisa perfecta en los labios extendió su brazo invitando a su joven invitada a llegar hasta la mesa - Mi lady, me temo que no nos conocemos. Soy Lord Garlan Tyrell, por favor acercaos y tomad asiento. -

Tras el saludo cortés y de que ambos estuviesen ya sentados Garlan tomó la iniciativa - Ante todo me gustaría darla la enhorabuena por el futuro enlace. Por lo que veo el joven Lord Tybolt tiene un gusto exquisito además de una gran sabiduría. Lamenté profundamente el no haber podido aceptar la invitación del joven león para visitar la Roca, sin duda más adelante estaré encantado de hacerlo pero como ve mi gente marcha a luchar por la justicia y debo encabezarlos. - Era necesario ver como reaccionaba la joven dama, de que pie cogearía. Por las palabras de Tybolt parecía que podían establecer una buena relación y así lo esperaba Garlan, ya era hora de que el Dominio y Occidente estrechasen lazos, eran pueblos vecinos y tal y como había ocurrido con los Baratheon ellos también debían hermanarse...

Mientras hablaba el Lord un escudero había acudido raudo a servir a Lady Valyrah, era invitada del Señor del Dominio y todo debía ser perfecto.

Volver arriba Ir abajo

Re: Y el rugido era oriental (Valyrah)

Mensaje por Valyrah Lannister el Lun Mar 18, 2013 7:28 am

Había acompañado a Tybolt innumerables ocasiones en momentos como aquel, pero por primera vez, era a ella a quien esperaban. Con su hermano Anders a su lado, la joven lysena se sentía poderosa, aunque aún no se hubiese desposado con el Guardián del Occidente.
Su prometido le había propuesto hacer de emisaria con Lord Garlan Tyrell, apostado en el Camino Dorado, no muy lejos de sus tierras, y, aunque la joven no entendía demasiado los caminos de la diplomacia, había aceptado sin rechistar. Quería poder ser útil cuando se casase, no quedarse al margen y ser únicamente necesaria para gestar al heredero. Valyrah quería tener su propio peso en el gobierno de Tybolt, y si para ello debía ir a ciegas con un Lord vecino, no dudaba en hacerlo.

El campamento estaba formado por un montón de tiendas, y visto desde lejos parecía que formaban un dibujo en torno a una tienda más grande, que la joven supuso que era la del Lord Tyrell. Pensando en su encuentro, recordó que conocía a la hija de Garlan Tyrell, había coincidido con Rose Tyrell una vez. No es que necesitase mantener el hecho de haber sido espada juramentada en secreto, pero si ella no estaba por allí sería un gran alivio para la lysena, ya que estaría exenta de dar explicaciones a alguien a quien su vida privada seguramente no le importaba lo más mínimo.

Algunos hombres de Garlan Tyrell la guiaron hasta donde el Lord la esperaba, por lo que la joven decidió dejar a sus arqueros a las afueras del campamento, vigilantes por si sucedía algo, y se decidió a entrar con sus caballeros y su capitán, su hermano Anders, hasta la zona más a la tienda central. Bajó de su yegua dorniense con cuidado y la ayuda de su hermano, y cuando la anunciaron entró del brazo de Anders sin preocuparse de lo que le pudiesen decir.
Garlan Tyrell no era como ella lo había imaginado. Esperaba que fuese tan rubio como su joven hija, y más menudo, pero se encontró de frente con un hombre alto de cabello oscuro y rizado y mirada fría. Ella no iba vestida para una audiencia, simplemente había intentado unir de la mejor manera posible las elegancias de aquellos vestidos que la hacían llevar sus doncellas y sus antiguos pantalones de montar.
Sonrió al verlo acercarse a ella, y una vez más, se sintió pequeña entre tantos hombres altos.

-Encantada de conoceros, Lord Tyrell. Espero que no os moleste que haya traído compañía. Os presento a Ser Anders Rhedaryan, mi hermano mayor y capitán de mi guardia. No voy a ninguna parte sin él.

Valyrah acudió a sentarse donde Garlan Tyrell le mostraba, y raudo, Anders quedó de pie guardando las espaldas de su hermana menor. La joven lysena intentó parecer lo más discreta y doncella que pudo, pero realmente, la impresión que le daba todo aquello era la de una gran trampa.

-Me halagáis, Lord Tyrell, no soy tan buena como aparento ser-dijo, intentando desviar las atenciones-Gracias por las felicitaciones, milord. Como sabréis, mi prometido y yo estaríamos encantados de que formaseis parte de este día tan especial para nosotros, así ya tendrías una razón para visitar la Roca más que buena. De todas formas, he visto bastante bien vuestro campamento en lo que esperaba, y, sinceramente, espero que sepáis que yo por el momento no me meto en políticas, aceptaré la decisión que tome Lord Tybolt, pero sí he visto que Lord Daemon Fuegoscuro levanta muchas simpatías.

Valyrah no iba a descubrirse en el primer momento, realmente era neutral, pero sí que le gustaban las intrigas como aquella, es más, el hecho de que en aquel momento hubiese dos reyes proclamados le gustaba mucho, no por el tema de que tuviese que haber guerra, que aunque hubiese matado mucho en su vida anterior, prefería mantenerse ante aquel hombre, al menos por el momento, como una mujer sumisa y servil.

Volver arriba Ir abajo

Re: Y el rugido era oriental (Valyrah)

Mensaje por Garlan Tyrell el Miér Mar 20, 2013 3:59 am

Le gustaba aquella chica, al menos su primera impresión. Atrevida pero segura, guardándose las espaldas y no dando por sentado nada, manteniéndose en una posición amistosa para con quién hablaba pero sin daré su apoyo inmediato... sería una buena lady en Occidente.

- Os agradezco tan dulces palabras mi señora. Su Majestad estará congratulado de saber la opinión que le procesa vuestro promeido, mas como decis no estamos aqui reunidos para hablar sobre política más de lo estrictamente necesario, pues todos sabemos cual es la situación actual el verdadero Rey reclama su corona y Poniente ha respondido. Pero propongo un brindis a nuestra salud si a mi señora le place - levantó su copa con una sonrisa y la adelantó hacia el lugar donde se sentaba la joven.

Observó como bebía a joven, si era recatada, la manera de coger una copa y de beberla eran una información que decía mucho de la persona que la portaba. Mientras su hermano y escudo permanecía impasible... ¿de verdad estos dos pagarían sus deudas?

- Por desgracia mi señora, no podré gozar en su celebración. Era mi intención acudir cuando me llevo la misiva de vuestro señor pero he recibido noticias desalentadoras que me impiden alejarme del campamento pues será pronto cuando emprenda la marcha. Pero si mi señora no tiene inconveniente mis primos irán en representación de la Casa Tyrell de Altojardín portando nuestros regalos y mejores deseos. - Ójala hubiese podido ir, porque allí hubiese podido mover mucho mejor los hilos de la guerra, pero todo se había preciptado demasiado y ya no habia marcha atrás.

- Aunque espero que de aqui os lleveis un regalo mucho mayor, un regalo que yo mismo pueda portar y no es otra cosa que la amistad de mi casa y la que será suya. Por mucho tiempo los Tyrell y los Lannister hemos distanciado nuestros caminos, pero ha llegado el momento de unirlos de nuevo... y más ahora que ambos cabalgamos por hacer justicia ¿no le parece? - Garlan jugaba con la información, no mentía pero ¿hasta que punto aquella mujer estaría enterada de todo? Garlan era sincero con Livia, pero por desgracia no podia permitir que sufriese con todo lo que él sabía, con toda la información que manejaba y que si compartiese sin duda haría de su señora esposa una mujer desgraciada.

No tenía reparo en mostrar una mueca sonriente, el buen humor lo inundaba. Garlan se había criado en una corte en la que uno guardaba sus sentimientos y mostraba siempre la cara oportuna... siempre regido por el honor.

Volver arriba Ir abajo

Re: Y el rugido era oriental (Valyrah)

Mensaje por Valyrah Lannister el Jue Mar 21, 2013 2:55 am

Desde el primer momento la joven lysena se dio cuenta de que la actitud que mostraba hacia su anfitrión era más que correcta. Nadie le había aconsejado como comportarse ante Garlan Tyrell, pero Valyrah creía tener buen ojo para calar a las personas.
Se sentía a salvo teniendo a su hermano con ella, pero con alguien como su anfitrión debía andarse con mil ojos. Mientras él hablaba, ella sonreía y asentía la mayor parte del tiempo. Él propuso un brindis, acercándose a ella con una copa de vino. Valyrah odiaba el vino, pero no quería ofender al Lord Tyrell, por lo que levantó levemente su copa y se mojó los labios con el vino. Intentó parecer lo más femenina posible en aquella situación, mientras su hermano permanecía impasible tras ella. En aquel momento Valyrah pensó en qué era lo que podría pasar por la cabeza de Anders, siempre tan serio y callado.

-Agradezco que no comentemos temas de política, Lord Garlan, ya que, realmente, no he terminado de acostumbrarme a cómo funcionan las cosas en Poniente. Muchas personas hablan de las Ciudades Libres como un foco de violencia y prostitución, sobre todo nuestra ciudad natal, Lys, pero aquellos que hemos vivido allí tenemos una perspectiva similar sobre los ponientis. Toda verdad está en los ojos de quien la busca.

No pretendía parecer una mujer sabia ni mucho menos, pero aquella filosofía había hecho que Valyrah fuese menos propensa a atemorizarse por todo aquello que se podía llegar a oír por las calles sobre aquellos lugares que no se habían visitado nunca. Pero aquella filosofía podía aplicarse a muchos otros ámbitos de la vida diaria, por lo que en aquel momento, frente a Lors Tyrell, había usado aquel símil para hablar de que no sabría si la causa de Fuegoscuro era la legítima hasta que no lo pudiese comprobar, aunque para él si lo fuese.

-Lamento mucho que no podáis asistir a la boda, Lord Garlan. Realmente al invitar a los Lores y Ladys de las grandes casas pretendíamos reunir a todos aquellos que no pensaban que este momento pudiese llegar. Pero aceptaremos con los brazos abiertos a vuestros primos en Roca Casterly como representación de vuestra casa, Lord Garlan.

Valyrah esperaba poder ver algo de aquel hombre que la desconcertase, pero su fe en la legitimidad de Daemon Fuegoscuro era admirable. Cierto era que ambos hombre compartían un vínculo familiar, pero la joven lysena nunca había conocido a nadie tan aferrado a una creencia, prácticamente hablaba de Fuegoscuro como si de un dios se tratase, como si fuese la personificación de los Siete. Era admirable que no perdiese la esperanza de ver a su Rey en el Trono de Hierro. Pero había algo en sus palabras que no terminaba de hacer que Valyrah se creyese que la causa de Fuegoscuro fuese la legítima.
Garlan Tyrell sonreía mucho y medía sus palabras como nadie que ella hubiese conocido, entendía que pensase que los Lannister podrían resultar neutrales o favorables a los Targaryen a ojos de los leales a Fuegoscuro.

-Vuestra amistad es muy importante para nosotros, Lord Garlan, ya que ahora mismo se podría decir que no nos abundan los amigos. Realmente espero que se haga justicia.

Volver arriba Ir abajo

Re: Y el rugido era oriental (Valyrah)

Mensaje por Garlan Tyrell el Sáb Mar 23, 2013 7:15 am

Esa chica tenía más mundo de lo que se podía pensar, eso se notaba en sus gesto y en su habla... quizá sólo una buena educación, pero habí aalgo más que no lograba descifrar, sin duda una lady con intriga era muy apropiada para ser esposa de un gran lord y más si era ducta a la hora de la negociación y al valentia, aunque lo que les llevaba allí en aquel momento no era más que un primer paso de muchos que tenían intención de dar en el baile con los Lannister, pues sabía que ambas regiones hacían buena pareja.

- No por mi parte, mi señora. Las Ciudades Libres tienen sus tradiciones y costumbres, es cierto que distan de las de Poniente pero no por ello me atrevería a señalarlas de salvajes o algo peor. - se divertía mirandola, intentando descifrar lo que había tras aquella mirada y que juego podría dar a Poniente aquella joven... pues últimamente la juventud se alzaba y la gente como Garlan iba cayendo poco a poco, tras la muerte de Damon y Athys ¿cuántos lores contaban con arrugas en sus rostros? - En Poniente al igual que en Essos contamos con regiones civilazas y otras no tanto, ambos tenemos monstruos y por supuesto en todas la justicia impera a su modo. - Pues al fin y al cabo ambos continentes no eran tan distintos en el fondo, todos jugaban al mismo juego.

Lo cierto es que cuando habló sobre su boda el lo sentía realmente, el no poder acudir. Ya había perdido muchas oportunidades de relacionarse y lazar cabos a otras casas por motivo de la guerra y las batallas que no acababan y sabía que aquella boda sería una oportunidad excelente, pero no podía dejar a sus hombres allí a medio camino esperando a que su general volviese, sería un tiempo que jamás podrían recuperar para cumplir con sus votos. - Perdonad mi indiscreción, pero una duda viene a mi mente, ¿bajo la ley de que dioses se llevará a cabo la boda?. - No es que tuviese mayor importancia, al menos para los jóvenes, pero en Poniente sería muy hablado si los Siete no estaban presentes en aquella unión y sinceramente las aguas estaban demasiado revueltas para presuponer que Dios guiaba a aquella joven.

- Pienso lo mismo, mi señora. Y por ello... - chasqueó sus dedos y uno de sus hombres entró con unos papeles en la mano - me gustaría que echáseis un vistazo a estos papeles. - En ellos se podía ver la firma estampada de Lord Garlan con el sello de la Casa Tyrell. En uno se formulaba la petición de una ruta comercial con Roca Casterly, para intercambiar razonablemente las materias primas que generaban ambas regiones. En otro había una propuesta de defensa mutua, por la que ambas regiones se defenderían ante un posible altercado a nivel interregional y en el que estaba inmerso una acuerdo de paz y cordialidad entre ambas Casas. Ambas estaban por duplicado.

Quizá fuese un paso demasiado grande, quizá debería ir más despacio y así se lo hiciese saber Tybolt Lannister lanzándolo una contraoferta, pero no queria dejar de intentarlo... ansiaba la paz, la prosperidad de Poniente y empezar por la unión entre sus casas era un buen paso. - Os pediría que le lleváseis a Lord Tybolt estos papeles o que vos si tenéis potestad los firmeis aqui o en la Roca. Como veis mi firma esta impresa por lo que si vuestro futuro esposo acepta las condiciones espero una de las copias de ambas en Altojardín en quince días. Al igual que si no es así espero sus propuestas... son tiempos convulsos mi señora y sé que no es común cerrar estos tratados en la distancia más vos sabeis que hoy día no hay otro modo. -

Dejó que terminase de leerlo para dar el último arreón, algo que no sabría si esperarían - Por supuesto para mostrar nuestra fe en dicho acuerdo estoy dispuesto a cerrarlo con una unión, la de la Casa Tyrell y la Casa Lannister. Se que no es fácil pues nuestros jóvenes se encuentran prometidos... pero tengo entendido que Lady Ariadne aún sigue soltera y no dista demasiado de la edad de mi hermano Arys... - La pieza estaba movida, ahora quedaba esperar.

Volver arriba Ir abajo

Re: Y el rugido era oriental (Valyrah)

Mensaje por Valyrah Lannister el Jue Abr 04, 2013 2:10 pm

En aquellos momentos Valyrah dio gracias de no haberse cruzado con Lord Garlan antes de ser oficialmente la prometida de Tybolt, ya que si eso hubiese pasado, evidentemente habría escuchado cosas sobre ella que no le harían ningún bien a la hora de comportarse como una futura Lady que ha ido a negociar con otro Lord. Como realmente era la primera vez que se enfrentaba a algo semejante, ya que no había tenido ningún encuentro del estilo en sus anteriores reuniones con los Lores y Ladys de Occidente; Valyrah temía mostrarse nerviosa ante la forma de hablar de aquel hombre, que parecía tan seguro de sí mismo que por un instante la joven lysena se pensó que podía ver más allá de lo que ella intentaba aparentar. Pero ella se mantuvo con la cabeza fría, y sin despegarse ni un milímetro de donde estaba sentada, dirigió sus palabras a su compañero de mesa.

-Me alegra saber, Lord Garlan, que no pensáis como el resto que la gente de las ciudades libres somos una panda de prostitutas y asesinos. No me gusta escuchar lo que la gente puede llegar a decir de nosotros sin tener siquiera la mínima idea de que allí también hay "casas" nobles constituidas por gente decente. Para vuestra información, yo me he criado a la Luz de R'hllor, pero al comprometerme he dejado a un lado mis creencias y he adoptado la Fe. Mi boda con el Lord Lannister será oficiada en el septo de Roca Casterly por el septón de los Lannister.

Valyrah sabía que sus primeras palabras no eran del todo ciertas, pero ello no suponía que su interlocutor pudiese ver el engaño en ellas. Había sido asesina y prostituta, pero venía de una familia noble y aquello era todo lo que Lord Garlan debía saber, si quería seguir tratando en aquel campamento. Nunca se había visto tan obligada a mentir como en aquella situación, pero el momento lo requería, y si quería llegar a ser una Lady respetada debía hacerse primero un pasado que la gente creyese y tomase por real. Ahí era donde entraba la presencia de Anders. Él como hermano de Valyrah podría jurar a la Luz de R'hllor que ellos provenían de una familia de mucha riqueza de Lys, con un triarca de Volantis en el árbol genealógico por parte de su madre. Valyria de pura cepa, se podría decir, aunque con los ojos azules en vez de los violetas casi obligatorios de los valyrios, como los Targaryen o los Velaryon.

-Mi señor, como sabréis, mi prometido no me suele comentar demasiadas cosas que atañan a nuestro pueblo, y menos aún que atañan a nuestra economía. No puedo deciros de forma exacta que vaya a firmar estos papeles, pero sí que los Lannister nos comprometemos a venderos armaduras para defender la noble causa del Rey Daemon, y que la defensa mutua no os serviría de mucho, ya que en principio los Lannister nos mostraremos neutrales. Roca Casterly será neutral ya que el Rey Daeron ha destruido la confianza que antaño le profesábamos, aunque eso signifique perder a Sofia, que, como ya sabréis, es la esposa del Príncipe Maekar. La Roca no entrará en la guerra bajo ningún concepto, no queremos mandar a nuestra gente a la guerra, a la muerte. El Desconocido decidirá lo que será de la casa Lannister entonces.

La futura Lady Lannister escuchaba atentamente las palabras de su interlocutor, hasta que llegó a la propuesta de matrimonio entre Arys Tyrell y la tía de Tybolt, Ariadne. Personalmente, Valyrah no había tenido ni el placer ni la desgracia de conocer a Ariadne Lannister. No sabía si había sido porque ninguna de las dos había querido conocer a la otra o porque realmente las situaciones en las que proponían encuentros no eran los más propicios. Valyrah no iba a comprometerse a forjar aquella alianza por matrimonio sin haberlo consultado antes con Tybolt y la propia Ariadne, por lo que decidió que llevar la propuesta a Roca Casterly sería lo mejor.

-Me temo, Lord Garlan, que en estos momentos no puedo daros una respuesta para la proposición de matrimonio que ofrecéis. No voy a elegir el futuro de Lady Ariadne, porque ni siquiera he tenido el placer de conocerla personalmente. Creo que este tema es bastante delicado, por lo que si me lo permitís, llevaré esta oferta a mi prometido y su tía para que entre ellos decidan si Lady Ariadne se compromete con los Tyrell en matrimonio o no.

Volver arriba Ir abajo

Re: Y el rugido era oriental (Valyrah)

Mensaje por Garlan Tyrell el Lun Abr 08, 2013 4:24 am

De momento escuchar aquello le hizo sentir mejor, que aquella mujer fuese la que dejase a sus dioses de lado era importante. No se podía permitir perder la Fe de los Siete en Poniente, no mientras él tuviese voz y voto... aquello no significaba que la liberta de la gente en profesar su religión se mermara, incluso respetaba a todos aquellos que lo hacían, pero sólo los Siete imperaban en Poniente los dioses verdaderos y parecía que Tybolt comprendía aquello, lo que era digno de admirar.

- Seguro que en el futuro existirá la posiblidad de viajar a vuestra isla mi señora, y espero que en esa ocasión pueda hacerme de guía... hay demasiadas cosas que tenemos que aprender unos de otros. -
dijo amparando su idea de la justicia en el mundo, del entendimiento entre razas, aunque siempre había ideas que los separararían sólo había un mar de distancia entre ellos, nada que no pudise salvar la palabra - Hace no mucho recibí una sacerdotisa roja en mi corte, una mujer interesante sin duda llegada desde Asshai... sin duda su opción de abrazar a los Siete es correcta, rezaré a la Madre y a la Vieja para que os sirvan de guía. -

Pero lo que escuchó a continuación era mejor aún, una declaración oficial de que la Casa Lannister y con ello Occidente se mostraban neutrales en este conflicto... ojala hubiese sido un apoyo directo a los Fuegoscuro, pero aquello valía también su peso en oro. Después de todo Tybolt tenía una pizca de orgullo y aunque no cargaba contra el asesino de su padre al menos no se interponía en el camino de quien reclamaba justicia - Entiendo vuestas palabras, como bien dije se puede modificar el contrato que os he dejado, que Lord Tybolt ponga de puño y letra su neutralidad ya que es comprensible que no quiera mandar a sus hombres a morir en una contienda en la que no cree. - pues eso era lo que parecia, la neutralidad siempre indicaba aquello... si no te convence, no intervienes. - En cuanto a las armaduras estaremos orgullosos de portar tales prendas en la batalla al igual que estoy seguro en la Roca podreis vestir con las más delicadas telas de Altojardín y protegeros con su lana. - En eso consistía una ruta comercial, dar salida a los productos que cada casa generaba, evidentemente ambos utilizaban ambas materias primas, así que esperaba que Lord Lannister aceptase el trato para evitar aranceles innecesarios y que hacian gatar a los comerciantes tanto... y así beneficiarse frente a otras regiones.

Y por última estab ala guinda del pastel, evidentemente aquella joven no iba a decidir el futuro de nadie. Tyblot la había enviado a ella aunque sabía de sobra que las decisiones se tomarían en la Roca, nadíe sería tan estupido de pactar algo así a la ligera - Por supuesto mi señora, esperaré. No corre tanta prisa pero si es importante, los lazos de sangre son mucho más dificiles de romper que los sellados con tinta. - Garlan la sonrió, pues era lo que esperaba, todo estaba saliendo bien... por el momento, aunque realmente lo que tenia que esperar era la llegada de los mensajeros de la Roca - Como bien os dije, espero noticias sobre estos tratados antes del fin de la primera semana del próximo mes. Se que no es mucho tiempo y que todo esto sería mejor tratarlo diréctamente con Lord Tybolt, pero entienda que en una guerra el tiempo apremia... si no he recibido ningún mensajero para entonces entenderé que vuestra venida habrá sido en vano. - Y allí quedó... en silencio, esperando la respuesta de la joven para saber si algo más portaba o si era momento de volver a su realidad, a la guerra que se avecinaba.

Volver arriba Ir abajo

Re: Y el rugido era oriental (Valyrah)

Mensaje por Valyrah Lannister el Mar Abr 09, 2013 3:15 pm

Pese al largo rato que llevaba en la compañía de Lord Garlan, Valyrah no había logrado acostumbrar sus ojos a la extraña penumbra de aquella tienda. Había un extraño eco que le molestaba soberanamente durante las palabras de su anfitrión. Pero todo aquello no debía verse aparentemente, ya que no quería que su interlocutor pensase que durante sus discursos ella dedicaba sus pensamientos a otras cuestiones o simplemente no hacía el menor caso. Valyrah se mantenía en sus trece, mientras sentía el extraño confort que la presencia de su hermano le otorgaba a la estancia. No podía evitar sentir felicidad por haberse reunido con él después de doce años de dura separación.

-Realmente, pese a su mala fama, Lys es un lugar realmente maravilloso. No lo digo por el hecho de que fuese la tierra que nos vio nacer a mi hermano, aquí presente, y a mí, sino porque realmente lo es. Durante años escuchamos las opiniones de extranjeros sobre nuestra isla, y muchos de ellos no se paraban a hablar de las casas de placer ni de cosas por el estilo, sino de la majestuosidad de sus acantilados rodeados por el tormentoso mar. ¿Sabíais, Lord Garlan, que Lys fue una colonia de Volantis hasta que fue liberada por los Targaryen de Rocadragón y el Rey Tormenta en apoyo a Tyrosh? Poca gente lo sabe, se creen que los lysenos llegaron a aquellas remotas islas con una barcaza y tres colonos, y fueron felices para siempre. Ya sabéis, leyendas.

Normalmente, no habría sacado aquel estúpido discurso a no ser que se viese sin argumentos. La historia de Lys no le importaba lo más mínimo, y ni siquiera su padre, que se las daba de culto en historia de su pueblo y de lo valyrio en general, lo sabía. Ella lo había aprendido hacía muy poco, gracias a un libro que le habían regalado sobre historia de las Ciudades Libres.

-No dudéis, Lord Garlan, que si alguna vez vuelvo a mi tierra natal, estaría encantada de enseñaros el Lys desconocido para los ponientis.

Observó detenidamente los papeles que su anfitrión le había dado. Valyrah había evitado tener que llevarlos consigo a la vuelta a la Roca, básicamente porque no quería que su futuro esposo pensase que había hecho algo mal en la primera reunión seria que mantenía con un Lord. Seria, comparada con que el resto de reuniones que había tenido con Lores y Ladys habían sido de esas en las que la mayor parte del tiempo felicitaban por su inminente unión a la casa Lannister y la otra mitad solían ser silencios incómodos o preguntas y conversaciones vanas y vacías.

Valyrah observó el semblante serio e inexpresivo de su hermano a sus espaldas. Recordó los tiempos en los que ella también se mantenía de pie tras alguien importante con la misma expresión casi inexistente en el rostro. Extrañamente, estaba empezando a sentir nostalgia y ganas de volver a Roca Casterly. Quería pasar unos últimos momentos a solas con Tybolt antes de la inminente boda. Además, era un largo camino de vuelta a lomos de una yegua con la que parecía estar llevándose cada vez peor, y los viajes largos a caballo la dejaban completamente exhausta. Tenía a penas tres días para terminar de ultimar los detalles de su boda, tres días de los cuales se pasaría uno completo intentando recuperarse del viaje a caballo.

-Lord Garlan, si no tenéis nada más que tratar conmigo o mi prometido os ruego me perdonéis porque queda un largo viaje de vuelta a Roca Casterly, y mi boda es en tres días y aún no he terminado de entenderme con la modista. Vos, que estáis casado entenderéis que una boda conlleva demasiado tiempo de preparación para un escaso lapso de celebración. Llevaré estos documentos y vuestra proposición de matrimonio a Lord Tybolt y Lady Ariadne, y espero tener el placer de tratar de nuevo con vos, a poder ser de asuntos un poco más mundanos.

Volver arriba Ir abajo

Re: Y el rugido era oriental (Valyrah)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.