Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

El vuelo de los grifos

Ir abajo

El vuelo de los grifos

Mensaje por Jared Connington el Jue Feb 28, 2013 4:16 pm

Paradojas del destino, yo, una vez peleando a causa de los Baratheon, claro que esta vez ya no me encontraba en la vereda del frente esperándolos oculto para una emboscada, no, ahora peleaba junto a ellos, paradójico porque nunca pensé pelear por el niño consentido del regente de la tierra de la tormenta y sin embargo ahora estaba ahí, listo para cumplir la misión que me habían encomendado. Tal cual lo pensé en bastión de tormentas, mi estimado cuñado era una maldito obsesivo de la guerra, ciertamente consideraba que muchas de sus acciones eran un tanto paranoicas, pero también tenía que reconocer que en esos movimientos de tropas había un dejo de brillantes y precaución ante las eventualidades.

A penas había llegado esa mañana al campamento me había cerciorado de que mis órdenes fueran cumplidas al pie de la letra, los 300 arqueros habían sido enviados para quedar a las órdenes de Theon Swann, con eso estaba todo listo, ahora la misión se reducía a fortalecer la posición y resguardar que ningún refuerzo pudiera cruzar la zona que se me había encargado proteger, de todos modos si me preguntan mi opinión, estaba relegado a una posición de menor importancia en aquel ataque, pero tampoco era que me desagradara tanto, no estaba entre mis sueños nocturnos ser el regalón de Nathan como lo era Theon o como se rumoreaba lo era ahora Claudia Dondarrion.

Pero ahí estaba yo, en la mitad de la ruta tratasada, preparado con mis soldados dispuesto a cumplir el objetivo trasado como siempre lo habían hecho las tropas de los grifos -Preparen 30 hombres más y 15 caballos más, estableceremos 5 nuevos puntos de control, Lord Baratheon- estas últimas palabras las dije con una exagerada sorna que arranco carcajadas entre mis hombres, pero yo continúe hablando como si nada pasara -Lord Baratheon ordenó 5 puntos de control, yo estableceré 5 más diatribuidos 3 hacia el norte, uno a Occidente y otro a Oriente, con la misma distancia establecida antes, no son las orden de los Baratheon pero no olviden que ustedes no son soldados Baratheon, son grifos y no caeremos ante nadie, volveremos a demostrar a la tormenta y a poniente que somos mucho más que una casa traidora o la simple familia de la señora de la tormenta- creo que las malas manías de hablar en exceso de mi cuñado se me comienzan a pegar, tendré que reunirme menos o terminare cogiendo ese tétrico tono señorial de los regentes de poniente, pero de todos podóloga he de decir en la defensa del venadito que fue gratificante ver el valor creciendo en los ojos de mis hombres.
avatar
Jared Connington
Casa vasalla
Casa vasalla


Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: El vuelo de los grifos

Mensaje por Valerie Tyrell el Vie Mar 01, 2013 11:17 pm

Estaba tan enojada, tanto, que no me había dado ni cuenta lo rápido que había cabalgado durante todo el camino. Tenía ganas de darle un puño a algo o a alguien. Me imaginaba golpeando la cabeza de aquel castellano y ver como se caía de su caballo y dejaba de hablar de su refugio como si fuera la tierra de la paz o algo. ¿Acaso creía que yo me iba a comprar todo ese cuento? ¡Malditos dragones y su trono de hierro! Por culpa de ellos teníamos que hacer toda esa pantomima, porque aunque me costara aceptarlo la verdad era una: en esa guerra se veía imposible ser del todo neutral.

Mis manos apretaban las riendas y la yegua que me llevaba parecía estar cansada. Los soldados que me acompañaban me seguían el ritmo sin aminorar, y aunque intentaron decirme algo durante el campamento que habíamos levantado para pasar la noche, vieron prontamente en mi ceño fruncido que la furia Baratheon había hecho aparición, y que en circunstancias así no quería bromear sobre lo sucedido con aquel castellano en aquel pedazo de tierra que esperaba que volviera a ser nuestro. Aquello no era motivo de bromas, y menos aún la estúpida actuación de aquellos hombres que decían defender su hogar. Aquella palabra, tan usada por la gente estaba completamente errónea en su utilización. Hogar no era el lugar físico donde residíamos. No, hogar era el lugar donde quienes amábamos estaban... y yo les había ofrecido a aquellos hombres un nuevo lugar donde establecer su hogar, y ante su negativa se arriesgaban a quedarse sin familia. Estúpidos.

Pero para mi agrado ya estábamos llegando. Ya veía el campamento levantado y los ruidos de las charlas de los soldados. Aligeré un poco el paso del caballo y aspiré un poco de aire intentando calmarme. No era fácil, pero debía hacerlo... siempre había sido de aquellas que intentaban calmar sus impulsos, aunque no muchas veces me resultara-. Soy Valerie Baratheon. Busco a lord Connington... urgente- le dije a uno de los soldados que eran de Nido de Grifo sin duda alguna. Sus ojos me miraron de pies a cabeza, comenzando por mi cabello desordenado, pasando por la cota de malla que llevaba puesta, y terminando por la espada corta que iba en mi cinto. Luego de aquel examen y de ver los hombres con los que iba me hizo un gesto para que lo siguiera. Bajé del caballo y se lo pasé a un lacayo. Luego seguí sus pasos al interior del campamento.

Era cerca del medio día y todo parecía estar en bastante movimiento. Pronto escuché una voz que se alzaba sobre las demás, y a medida que me acercaba pude ver a lord Connington dando un discurso, sorprendiéndome con su tono de voz, y sin evitar la sonrisa que asomó a mis labios ante sus palabras. En cualquier otra ocasión aquellas palabras sobre mi hermano me habrían enojado, pero ya estaba tan enojada sobre lo sucedido en Refugio Estival que ver a lord Jared Connington ahí, a pesar de todo lo sucedido entre nuestras familias, me parecía irónico, pero agradable. Ese hombre estaba ahí defendiendo la causa que se le había solicitado, y aquello ya hablaba muy bien de él... pues aunque le desagradaba mi hermano aún se había inmerso en esa arriesgada cruzada-. Animoso discurso, lord Connington- dije acercándome desde atrás y tocando su espalda con mi mano-. Y espero que haya funcionado, pues vengo a anunciaros que se intentó la negociación y fue poco fructífero- comenté en un susurro y me incliné un poco hacia él. A nuestro alrededor los soldados se habían alejado y cada uno se preocupaba de lo que debía hacer-. El asedio ya comenzó- señalé mirando sus ojos y reflejando en los míos el peso de mis palabras.

El primer paso ya se había dado.

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.