Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Whisper of Locket - Foro Harry Potter 3ª G - [AFILIACIÓN NORMAL]
Vie Mar 20, 2015 10:13 pm por Invitado

» SONS OF ANARCHY | NORMAL
Lun Oct 13, 2014 8:57 am por Invitado

» University of Cambridgre +18 # Nuevo
Mar Abr 08, 2014 11:45 pm por Invitado

» Spelling a Spell - Nuevo! {Afiliación Elite}
Vie Ene 24, 2014 4:39 pm por Invitado

» Life in NEW YORK +18 - Tumblr Promocional
Sáb Ene 04, 2014 11:07 pm por Invitado

» Naruto New World (A.Élite)
Lun Dic 09, 2013 2:37 pm por Invitado

» Looking For You
Dom Dic 08, 2013 12:26 pm por Invitado

» Anime Rol [Élite]
Miér Nov 13, 2013 10:10 pm por Invitado

» O.W. {Foro rol Naruto/Inuyasha-Yaoi/Yuri/Hetero} normal
Vie Oct 25, 2013 3:16 pm por Invitado

valar morghulis by sansarya on Grooveshark




Photobucket OPPUGNO THE LIGHTS Guardianes BelovedHogwarts Image and video hosting by TinyPic Age of Dragons The Hunger Games RPG Diagon Alley RPG Never After Fateful  Memento the game is on Dirty Passion Ashley Image and video hosting by TinyPic Darkest Night: El foro de rol de DC Comics Cruel Intentions Voldemort Returns TA 'Ndrangheta Game of Thrones Allegiant Rol Time Of Heroes Stanford University the game is on Lacim Tenebris
Este foro está basado en la saga de George R.R. Martin titulada "Canción de Hielo y Fuego", además sacamos contenido de diversas webs relacionadas como Asshai.com o de Hielo y Fuego Wikia. También traducimos expresamente artículos relacionados de Westeros.org para utilizarlos en Valar Morghulis. Los gráficos, plantillas, reglas y personajes cannon fueron creados por los miembros del Staff por lo que poseemos derechos reservados. No intentes plagiar o tomar algo sin habernos notificado o nos veremos forzados a tomar las medidas necesarias y a efectuar las denuncias correspondientes a Foroactivo.

Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Ir abajo

Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Jeyne Oakheart el Miér Feb 20, 2013 6:35 pm

El día tocaba a su fin, el sol se estaba poniendo y cuando me disponía a retirarme a mis habitaciones antes de la cena uno de mis guardias se informo de que un grupo de caballeros de la casa Tarly se encontraba ante las puertas de Roble Viejo y solicitaba si podíamos dejarlos pasar y alojarse aquí puesto que estaban en mitad de un viaje y les había caído la noche antes de lo esperado.

Ante tan sorprendente noticia cambie el rumbo de mis pasos en dirección a la puerta, no podía permitir que alguien de la casa Tarly esperase en la puerta como un campesino o algo similar. Me dirigí rápida hasta la entrada, donde me detuve unos instante a comprobar que mi presencia era perfecta y después tomando aire mostré una sonrisa glacial y las puertas se abrieron para revelar la presencia del grupo. Eran varios hombres, con un claro representante, tendría alrededor de mi edad más o menos, de apariencia regia y con el emblema de la casa Tarly.

Me acerqué hasta ellos con paso cauto y les dí la bienvenida - Buenas Noches caballeros, disculpad la espera mi servicio tiene orden de avisarme siempre que alguien llegue ante todo, y no se dieron cuenta de que en este caso debían invitaros a pasar incluso antes de avisarme. Pasad, dispondrán alojamiento para ustedes tan pronto estemos en el interior. - con un gesto los invité a pasar, mientras hablaba, y continué. - Mi nombre es Jeyne Oakheart, y soy la Señora de estas tierras, las cuales espero resulten de su agrado. - una vez realizada la presentación y la invitación retomé el silencio a la espera de que el visitante iniciase sus propias explicaciones.


Última edición por Jeyne Oakheart el Dom Feb 24, 2013 7:45 am, editado 1 vez

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Athys Tarly el Jue Feb 21, 2013 6:55 am

De nuevo me encontraba lejos de mi querido hogar en las Marcas pero era por un asunto bastante importante y mi hermano todavía no se encontraba en condiciones de hacer un viaje tan largo, así que sin importar cuanto deseara quedarme en mi hogar con mis hombres era mi deber ir en su nombre. Como era la costumbre casi siempre que viajaba lejos de Colina Cuerno llame al pequeño Fred para que me ayudara a ponerme la armadura completa mientras decía a Ser Uther y Ser Kevan que preparen cada uno un grupo de diez hombres y que partiríamos al amanecer. Nos encontrábamos todos listos apenas se mostró el primer rayo de sol y fue entonces que partimos de Colina Cuerno en un viaje que seguramente seria bastante largo así que también prepare una buena cantidad de monedas por algún imprevisto.

Ya habían pasado varios días del viaje y recorrimos una buena cantidad del camino hacia nuestro destino, aunque en el camino perdí a dos de mis hombres cuando nos cruzamos con un grupo de bandidos que regresaban de saquear una pequeña aldea al norte de Altojardin por el Camino del Océano por lo que el humor entre nosotros era bastante lúgubre. Continuamos con el viaje siguiendo el Camino del Océano hasta que llegamos a la fortaleza de Roble Viejo donde nos presentamos ante los guardias de las puertas y esperamos pacientemente la llegada de Lady Oakheart. En realidad no nos conociamos en persona pero nuestros padres eran bastante cercanos asi que supuse que no tendría problemas en obsequiarnos algo de su hospitalidad, ademas de que a mis hombres les caería bien dormir tranquilamente entre los muros de una fortaleza después del ataque vivido. Fue entonces que se apareció ante nosotros Jeyne Oakheart presentándose y dándonos la bienvenida, ante lo cual me quite el yelmo de la cabeza y baje rápidamente de mi caballo.

-Disculpe las molestias mi señora, mi nombre es Ser Athys Tarly y mis acompañantes son Ser Kevan y Ser Uther junto al joven Fred que es mi escudero y una pequeña comitiva de guardias.- Me presente al tiempo que inclinaba la cabeza y luego señalaba a ambos caballeros que se encontraban a mis lados y al pequeño Fred que ya habia tomado mi yelmo como todo escudero debía hacer mientras los tres inclinaban también la cabeza a modo de saludo y respeto. -Lo que sucede mi señora es que nos encontramos en un largo viaje y lamentablemente no hace dos días al sur de aquí nos cruzamos con unos bandidos, perdiendo a dos de nuestros compañeros y queria saber si tendría la bondad de dejarnos pasar la noche aquí. Según tengo entendido nuestros padres siempre fueron muy buenos compañeros entre ellos y el fallecido Lord Gerold no hacia mas que alabar a vuestro padre y vuestro hogar.- Le explique nuestra situacion de la forma mas sincera y humilde que podía, aunque estaba seguro que se daría de que no mentíamos ni intentábamos hacer nada extraño al ver el rostro agotado y serio de mis guardias que seguian a caballo ya que todavia no sabiamos si eramos bien recibidos o no.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Jeyne Oakheart el Jue Feb 21, 2013 10:55 am

Esperé con gesto tranquilo mientras el responsable de los invitados que ahora se encontraba en mi patio se personaba ante mí. Escuche sus presentaciones con gesto serio pero amable, y asentí mientras hacía un pequeño saludo a sus acompañantes mientras me los presentaba.
Permanecí en silencio para no interrumpir pues el caballero seguía hablando, habían tenido mala suerte en el Camino del Océano, cosa que lamente tremendamente, no me gustaba que sucedieran cosas como esa, y por supuesto menos aún que ocurriesen en mis tierras, tendría que encargarme de que se buscase a esos bandidos y si se localizaba alguno en las tierras se hiciese justicia.

El hombre que había identificado como el cabeza de aquella comitiva me puso al corriente de forma clara y concisa de quienes eran, ni más ni menos que uno de los hijos de Lord Gerold, que como bien había dicho el joven, era un buen conocido de mi padre, por cuyo motivo había oído hablar en varias ocasiones de ellos. Sus palabras recordando a mi difunto padre me entristecieron un poco, ya hacía mucho tiempo que mi padre no estaba entre nosotros, que los 7 lo guarden, pero esos era pensamientos que no podían interponerse en la situación que ahora se sucedía.

Una vez terminó de hablar contemplé a todos sus hombres, realmente lucían cansados y bajos de ánimo, al igual que los tres caballeros que había ante mí que tampoco parecían en las mejores condiciones, asentí lentamente mientras hablaba: - Por favor, no solo por la amistad que unía a nuestros padres, sino porque sois caballeros que han sufrido una trágica situación, no dudéis que daré orden de que si se localiza a alguno de esos bandidos en mis tierras se les ajusticie como es debido, y que ya es de noche, no solo os acepto en mi humilde castillo sino que yo misma os invito a que os alojéis aquí, por supuesto este es un castillo pequeño en comparación con el vuestro, pero espero que estéis confortables. Mi servicio os instalara ahora mismo, pedidles lo que necesitéis, y ahora mismo pediré que organicen una cena lo más agradable posible. Siento no poder ofreceros un gran banquete pero no esperábamos ninguna visita. ¡Ah! Y por supuesto, podéis quedaros el tiempo que necesitéis para recuperaros, aquí siempre seréis bien recibidos ser. - Mi discurso fue algo más largo de lo que me hubiese gustado, pero todas y cada una de las cosas que dije eran necesarias de ser expresadas.

Con lo que una vez terminé de hablar sonreí con amabilidad, y le hice un gesto a mi personal para que se encargase de todos sus hombres, mientras yo misma invitaba con un gesto a los tres hombres y el escudero a pasar al interior, yo misma les indicaría sus habitaciones, para los demás guardias las habitaciones serían más austeras y quedarían en la zona en la que se encontraban los míos propios. – Por favor, si sois tan amables yo os guiaré para que os instaléis – nuevamente toda amabilidad aunque con mi carácter indolente.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Athys Tarly el Jue Feb 21, 2013 5:22 pm

Despues de explicarle la situacion que estaba viviendo junto a mis hombres me quede en silencio ante la joven dama, no sabia que esperar ya que aunque nuestra casa era bastante importante y respetada en el Dominio tampoco era bastante normal que se aparezcan ante tus puertas un grupo de veinte caballeros pidiendo refugio, a lo cual sonreí ampliamente mientras la escuchaba hablar ya que se notaba que nos haría el enorme favor de dejarnos quedar en Roble Viejo al menos por la noche. Escuche atentamente todo lo que nos decía, ofreciéndonos su mayor hospitalidad de forma casi incondicional y aunque era realmente muy amable sentía que era una especie de abuso así que debía decírselo. -Es usted realmente muy amable mi señora, pero no es nuestro deseo abusar de su hospitalidad. Mis hombres pueden dormir en cualquier lugar cálido y protegido de una posible lluvia y para mi y mi escudero una simple habitación es mas que suficiente.- Le comente con una gran sonrisa al tiempo que indicaba a mis hombres que la respuesta de Lady Oakheart era positiva y comenzaban a desmontar y preparar los caballos para dejar en los establos.

-Una comida caliente suena realmente tentador como para negarme, pero no se preocupe que no nos quedaremos mas de un día ya que debemos continuar con nuestro viaje.- Dije en un tono amable y notablemente agradecido por la hospitalidad que nos estaba ofreciendo en aquel momento de realmente necesidad ya que en los últimos días no encontramos ningún tipo de posada en los alrededores para descansar correctamente. Cuando todos los caballos se encontraban ya descansando y comiendo en los establos volví a escuchar la voz de la joven Lady Oakheart indicándonos que la siguiéramos, cosa que hicimos todos en silencio hasta que me decidí por romperlo. -Realmente me alegra saber que hay personas tan consideradas como usted aquí en el Dominio mi señora, me agradaría tener unos momentos para quitarme esta pesada armadura y ponerme algo mas acorde a la situacion. También seria agradable poder compartir unas palabras durante la cena y no se preocupe por un banquete ni nada de ello, una comida caliente es mas que suficiente.- Termine por decir con una sonrisa agradecida en mi rostro aunque mi voz se notaba como la de alguien agotado por cabalgar todo el dia después de combatir con los bandidos por la noche.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Jeyne Oakheart el Vie Feb 22, 2013 8:50 am

Negué con la cabeza, mientras el me agradecía el ofrecimiento pero le restaba importancia - Insisto, no permitiré que pudiendo hacerles las cosas lo más fáciles posibles me lo impidan, son ahora mis invitados y serán tratados como tal. - nadie en el Dominio podría decir que Roble Viejo no mostraba la hospitalidad merecida a sus invitados, no al menos mientras fuese yo la Señora de la casa Oakheart.

El servicio del castillo, como siempre fue muy eficiente la verdad es que pocas quejas podía tener de ellos. Acompañaron a los hombres a los establos, acomodaron sus caballos y poco después los guiaron hasta los dormitorios que ocuparían. En ese proceso me mantuve sería erguida y paciente a que todo estuviese listo, una vez fue así caminamos por los pasillos, tenía claro en que habitaciones los iba a instalar un caballero de la casa Tarly no podía alojarse en una habitación común para invitados de menor nivel, debía quedarse en una de las mejores, bueno por supuesto después de la mía y las de mi familia. Caminaba en silencio hasta que hoy la voz de mi invitado. - Gracias, pero no es necesario que me halaguéis, no podría negarme a que unos caballeros como ustedes duerman a la intemperie pudiendo quedarse dentro. No tardaremos mucho en llegar, tendrán tiempo de sobra para asearse y descansar un poco mientras se prepara la cena, vendrán a avisarles cuando esté lista, y por supuesto yo les acompañaré, así que pueden acomodarse y hablaremos de lo que quieran después. -

Mientras hablaba continuaba andando a buen paso, siempre acompañada con cierto aire de dignidad señorial. No tenía porque ser yo misma quien los acompañase pero tampoco tenía más que hacer y estaba claro que aportaría fuerza a mi hospitalidad. Instantes después de terminar de hablar llegamos a las habitaciones, señalé una de las puertas, la de la mejor de las habitaciones y después las otras dos de los lados mientras decía - Bien ésta es la suya ser Tarly, las otras dos son muy similares y pueden ocuparlas a placer. Si necesitan algo, por favor, no duden en pedirlo. - me quedé esperando a que los hombres decidieran adentrarse en las habitaciones, y por sí precisaban de alguna cosa.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Athys Tarly el Vie Feb 22, 2013 11:39 am

Sonreí amplimmente después de escuchar lo que decía, era realmente agradable encontrar personas de este tipo e las tierras en las que vivía, la mayoría de los nobles buscaban primero algún tipo de favor siempre que ayudaban a alguien o simplemente lo hacían de mala gana o inclusive sin preocuparse por los demás pero Jeyne parecía ser completamente honesta en sus intensiones de simplemente ayudar a personas que lo necesitan. -Es usted muy amable mi señora, espero que sepa que estas acciones no serán olvidadas.- Exclame aun sonriendo mientras continuaba el camino guiado por la joven señora, prestando atención a la fortaleza ya que aunque la conocía de nombre y por comentarios de mi padre en realidad nunca había viajado a conocerla en persona.

Durante el camino observe como Ser Kevan y Ser Uther eran guiados por los criados y guardias de Lady Oakheart primero a dejar los caballos en los establos y luego a las habitaciones que les correspondían ya que a excepción mía seguramente no tendrían una habitación especial, aunque Fred también dormiría en la misma habitación que yo como debía hacer un escudero ya que nunca se sabe cuando se deben requerir sus servicios o ayuda. -Realmente no se que decir Lady Oakheart, agradezco completamente la ayuda que nos esta brindando y desde ya me gustaría decirle que esta mas que invitada a visitarnos en Colina Cuerno para así poder devolver su generosidad.- Dije buscando su mirada y aun sonriendo, era una situacion completamente diferente a la que habíamos vividos hacia menos de un dia y un baño y una cena caliente era algo que no habíamos recibido en un buen tiempo, especialmente teniendo en cuenta que la ultima posada había sido saqueada.

Finalmente llegamos a las habitaciones que Jeyne nos había guardado y me alegre al pensar que podríamos descansar después de tanto tiempo. -No se preocupe mi señora ya ha hecho mas que suficiente. Nos veremos en la cena entonces, sera un placer compartir su mesa.- Termine diciendo inclinando de nuevo la cabeza para después entrar en una de las habitaciones seguido por Fred, cuando Jeyne se retiro le indique que me ayudara a quitarme el resto de la armadura que llevaba puesta y ponerme unas simples prendas y dirigirme a darme un cálido baño. Después de ello me puse un jubón verde con el emblema Tarly en la parte izquierda del pecho y volví a mis habitaciones hasta que uno de los criados me llamo para indicarme que la cena estaría lista en breves minutos. Sin dudarlo me puse de pie y lo seguí hacia el salón donde tomaría lugar la cena, ya aseado con el cabello bien peinado, prendas limpias y un buen descanso parecía ser una persona completamente diferente del caballero sucio y agotado que había llegado a las puertas de Roble Viejo. -Mi señora debo decir que me siento un hombre diferente, si hospitalidad es muy agradecida. Por favor cuenteme un poco de la vida en estas bellas tierras, aunque me gustan mucho las Marcas donde vivo no puedo negar que la belleza de Roble Viejo es única en su propia forma.- Exclame con una sonrisa mientras tomaba asiento junto a ella quien se encontraba en la cabecera de la mesa, en el lugar de honor como era propio del señor -o en este caso la señora- de la casa, esperando escuchar alguna anécdota ya que aunque tenia varias hermanas debía ser difícil viviendo siendo unicamente mujeres.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Jeyne Oakheart el Vie Feb 22, 2013 2:08 pm

No dudaba que lo recordarían, debían recordar que la casa Oakheart apoyaba siempre a las casas del Dominio. Y aunque ahora no entraba en mis planes viajar hasta Colina Cuerno ni nada por el estilo, yo tampoco olvidaría la invitación, eran con cosas sencillas como esta con las que las casas se unían y creaban lazos de estabilidad e incluso amistad en muchos casos. Mi padre había sido amigo del suyo, pero ahora ninguno de los dos estaba ya y yo ocupaba el lugar de mi padre lo que me hacía responsable de mantener lo que el consiguió o mejorar lo que a él no le dio tiempo. - Sois muy amable, si en algún momento me paso por allí no dudaré en visitaros. Os veré en el comedor. - dijo sonriendo con gratitud a su invitación, aunque mis ojos siguieron impávidos, lo que al notar los suyos sobre los míos intente relajar, no era mi intención aparentar frialdad, pues el joven era amable pero ya era un gesto adquirido que en ocasiones se volvía inconsciente cuando había gente a mi alrededor.

Dejé allí a los hombres para que se relajaran y me dirigí a mis propias habitaciones, llame a una doncella para cambiar mi vestido por uno más elegante, no es que el que llevaba no lo fuera, pero teniendo invitados prefería vestir con finura y gracia, en lugar de con mis vestidos más cotidianos. Una vez tuve el vestido perfectamente colocado y el pelo bellamente peinado suelto en cascada sobre los hombros, me puse unas gotas de un agua olorosa de flores y savia que me siempre me extasiaba oler, algo que solo me pone en ocasiones contadas, no era para desperdiciarlo.

Una vez estuve arreglada me encaminé al comedor. Llegué y me acomodé en mi asiento. Mis invitados no se hicieron esperar demasiado, y la diferencia estaba clara, el descanso aunque breve de momento, le había sentado bien. - Me alegra oírlo, ahora tenéis mucho mejor aspecto, ciertamente. - Sonreí e hice un gesto para que comenzasen a servir la comida. No iba a ser un gran banquete pero estaba bien, había una pequeña variedad de platos todos diferentes puesto que no sabía cuales serían las preferencias del Tarly pedí que se sirviese un poco de todo, y no podía negar que tenía un aspecto estupendo, acompañado de varios vinos también por el mismo motivo. - Espero que todo sea de su agrado, si queréis alguna cosa que no se haya servido, pedidla por favor.

Luego tomé aire, mientras empezaban colocaban los platos en la mesa, y pensé en que podría contarle a aquel joven. - Bueno la verdad es que debo decir que la vida aquí es apacible y tranquila, no tenemos muchas visitas, y ahora como están las cosas pues las pocas que hay son caballeros de paso como vos. Siempre he disfrutado de la belleza de mis tierras, en eso os doy la razón, pero de un tiempo hasta ahora temo por la seguridad de mi gente, los que estamos dentro del castillo apenas corremos ningún peligro tenemos guardias y muros, la gente más común no tiene nuestra suerte. Mantengo las pocas tropas con las que cuento, en alerta permanente para mantener la paz y la seguridad pero es mucho territorio que cubrir y a veces no pueden con todo, y ocurren casos de bandidos como el que lamentablemente habéis conocido. Pero por favor disculpadme, no quiero aburrirle con temas de gobierno. - Me había ido a mis propias preocupaciones casi sin darme cuenta, últimamente no pensaba en otra cosa y eso estaba afectando a mi carácter habitual. Sonreí para quitar importancia y rápidamente cambié de tema. - ¿Y a vos que os trae por estas tierras? - pregunte con amabilidad y brindándole una sonrisa mientras pedía que me sirviesen la copa y comenzaba a comer haciendo gala de todos los modales y refinamiento adquirido durante años.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Athys Tarly el Lun Feb 25, 2013 12:52 pm

Asentí levemente con la cabeza al escuchar la respuesta positiva que decía Jeyne pero al cruzar nuestras miradas pude notar en sus ojos cierto frió que llamo mi atención, no era el tipo de mirada que uno esperaría en este tipo de situaciones pero supuse que era simplemente un mecanismo de defensa que podía llegar a tener la mujer, no era fácil cumplir con las responsabilidades y obligaciones de una casa importante como la Oakheart ademas de seguramente había sido puesta a prueba en mas de una ocasión por algún señor vecino o incluso por sus propios hombres que no acostumbraban a seguir a una mujer aunque fuera la hija de su ultimo señor. No pude evitar dejar salir de mis labios una suave y amigable risa al escuchar el comentario de Lady Oakheart ya que era verdad que parecía una persona completamente diferente, pero esa era la diferencia entre estar todo el día a caballo y poder darse el lujo de darse un baño. -Tantos días de viaje sin conseguir un descanso decente ni un respiro para un baño hacen eso en cualquiera mi señora.- Respondí con sinceridad y una sonrisa en el rostro después de sentarme junto a ella con un jubón limpio y el cabello peinado.

-Su generosidad es mas que suficiente mi señora, aunque debo admitir que no soy de gustos complicados a la hora de comer.- Le dije de nuevo sonriendo mientras llevaba una de mis manos hacia una de las copas de vino que había sobre la mesa y la alzaba a modo de brindis. -Por Lady Oakheart y la prosperidad de Roble Viejo. Salud.- Exclame en voz alta tras ponerme de pie siendo seguido por mis acompañantes que tenían el privilegio de sentarse junto a nosotros gracias a su estatus de caballeros. Volví a sentarme en mi lugar con una sonrisa para llevar la copa a mis labios y beber varios tragos largos al tiempo que escuchaba educadamente lo que Jeyne me comentaba sobre su hogar, se notaba que lo quería tanto como yo a Colina Cuerno a lo que asentía con rostro serio ante cada una de sus frases. -Lamento oír ello Lady Oakheart, son tiempos difíciles los que se asoman sobre Poniente, especialmente con todo esto de Daemon Fuegoscuro y Lord Garlan brindándole su apoyo. ¿Usted que opina sobre aquel bastardo legitimado y su aspiración al trono de hierro?- Lance la pregunta que me había estado carcomiendo la cabeza durante mucho tiempo sobre la opinión del resto de los señores del Dominio respecto a amistad tan grande que parecía haber entre Daemon y Garlan y el apoyo incondicional que el señor de Altojardin parecía darle al primero. -En realidad mi destino me obliga a viajar mas al norte de aqui con motivos de negocios inacabados y tratos sin cumplir, es el trabajo de mi hermano esto pero decidió relevarlo en mis manos. Por eso mismo lamento decir que mi visita sera relativamente corta.- Exprese con una sonrisa algo fría en el recuerdo de la salud débil de mi hermano, cosa que preferí no andar divulgando a diestra y siniestra pero no se trataba de que no confiara en Lady Oakheart pero no podía decir lo mismo de todos los presentes, un simple rumor puede hacer mucho daño.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Jeyne Oakheart el Lun Feb 25, 2013 4:17 pm

La comida comenzó a servirse de forma fluida, sin que nadie tuviese que esperar para ser servido ni de comida ni de bebida. Mis invitados parecían a gusto y todo transcurría tranquilo. Conversamos de cosas cotidianas en un principio, - [color=limegreenOs entiendo, cuando me he desplazado a cierta distancia de mis tierras me doy cuenta de lo que tenéis que sufrir cunado pasáis de un lado para otro cumpliendo las obligaciones necesarias, es una labor ardua cansada y en ocasiones poco valorada por los que estamos en casa y solo os recibimos, espero ser más agradable que eso con ustedes. [/color]- Le sonreí con amabilidad mientras la conversación continuaba, tenía una conversación agradable y el joven me había caído bastante bien.

Momentos después me agradecía la comida e incluso hacía un brindis por mí, sonreí con cierta timidez como si me avergonzará y bebí con delicadeza y pose la copa sonriente. Yo había brindado con el resto, peor solo por la prosperidad de mis tierras, ojala toda la gente que las habitaba no tuviera que sufrir lo que se avecinaba pero los siete no serían tan benévolos con nosotros. En una guerra la gente sufría sobre todo los más débiles. Pero ahora estaba cenando con invitados y no tenía tiempo ni ganas de pensar en ello, ya lo haría más tarde. Sonriendo aún con la timidez apropiada para una joven en tales circunstancias respondí - Oh no es necesario Ser Tarly sois muy halagador, por supuesto espero que la prosperidad de mi señorío y mis gentes pero no es necesario que brindéis por mi, solo he hecho lo que me parecía apropiado alojandoos aquí, la hospitalidad es algo que todos deberíamos practicar. - sonreí bebí y continué cenando mientras la conversación se volvía un tanto más sería hablando de las tierras y los peligros que pasan.

Su pregunta me tomó desprevenida, aunque no parecía amenazante la pregunta me resultó un tanto indiscreta incluso algo insultante que me preguntasen eso antes otros caballeros, ¿acaso creían que yo podía oponerme a la casa Tyrell, precisamente yo? aún así solo me había quedado en silencio unos segundos y con la cara impasible tomé una pequeña cantidad de aire relajando mis pensamientos revueltos, luego sonreí como si la pregunta fuese algo común similar a comentar el tiempo y comencé mi respuesta con voz aterciopelada, suave sin rastro de la turbulenta maraña de ideas que surcaba mi cabeza en esos momentos. - Tenéis razón son tiempos difíciles, todos aquellos que involucran enfrentamientos y en definitiva guerra son no solo difíciles sino malos, pues en ellos hay sufrimiento, e incluso el que puede llamarse vencedor a perdido mucho por el camino, y no solo hombres, hombres buenos que dieron su vida por aquello en lo que creían o aquella persona en la que depositaban su fe y su confianza sino que también pierde una parte de si mismo, algo que le acompañará el resto de su vida. Es algo triste la guerra, pero no podemos negar que ahora nos hemos encontrado de lleno en una y hay que posicionarse. Por supuesto, supongo que como la mayoría de los señores del Dominio, y el vuestro también, mi lugar está junto a la casa Tyrell - paré un segundo para dar un sorbo y tomar aire, respirando y sonriendo, mis palabras eran firmes, declarando mi afirmación indudable en lo que decía pero a su vez eran las palabras de una jovencita posiblemente inexperta en cuestiones de tanta importancia y que se dejaba guiar por sus pasiones, o al menos eso parecía. Tras esos segundo continué para terminar mis palabras antes de que Athys Tarly pudiese interpretarlas sin mi aclaración - Si Garlan Tyrell necesita de la casa Oakheart, aunque sea pequeña, la casa responderá, y brindará su apoyo a Lord Tyrell, pues el es el señor del Dominio y los dioses bendicen sus acciones, ¿como podría la señora de una casa menor negarle lo que pida? además mis intereses en ese apoyo van más allá del honor para introducirse en lo personal, pues no se si sabréis, ser Tarly que me une desde hace varios años una buena amistad a Lady Anaís Fuegoscuro, que como bien sabréis es la esposa de Daemon y hermana de Lord Garlan, si tengo que tomar una posición en esto por supuesto será allí donde debo estar. No os negaré que no me gusta la guerra como podéis ver, peor tampoco soporto la injusticia y no me quedaré parada mientras la gente que me importa y me preocupa sufre. - tras mis palabras le sonreí con dulzura y bebí otro sorbo. - Ains pero lo siento mucho, no quería dar una especie de discurso, seguro que me he puesto demasiado formal, disculpadme. me disculpe ante mi actitud, aunque mis ojos aún reflejaban la convicción de mis ideas. Le invité con un gesto a continuar con lo que estábamos hablando inicialmente.

- Bueno sea el tiempo que sea sois bien recibidos aquí igual que una ve de regreso a vuestra casa si vuestros pasos os traen a las cercanías sentíos libres de venir a vernos y a alojaros nuevamente aquí. - le respondí con toda sinceridad. Me gustaba tener gente en la casa aunque fuese por poco tiempo.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Athys Tarly el Jue Feb 28, 2013 11:06 pm

Volví a tomar un trago de mi copa dejándola ya vacía y apoyándola sobre la mesa mientras observaba a Jeyne y la comida presente, en realidad no tenia demasiada hambre por el momento así que simplemente corte dos pedazos del queso que había allí presente extendiéndole uno a ella. -¿Desea un poco Lady Oakheart?- Ofrecí con una sonrisa durante una de sus pausas mientras continuaba hablando para que así no sintiera como que la estaba interrumpiendo. -Así es, en realidad no me gusta alejarme demasiado de mis tierras pero era un asunto de primordial importancia y al estar mi hermano demasiado ocupado decidió relegar la tarea en mi. Pero tampoco me quejo, al ser algo por el bien de mi familia y mis hombres soy consciente de su importancia.- Respondí con tono cordial y amable mientras comía un pedazo del queso y miraba a los presentes, los hombres de Jeyne parecían estar de buen humor así que eso significaba que era una señora responsable y justa con los suyos, mi padre siempre me enseño que una buena forma de darse cuenta como es en realidad una persona era ver como trata a los que están debajo de ella.

Sacudí levemente la cabeza al escuchar lo que decía sobre mi brindis, era algo que había aprendido desde muy joven y sentía que no solo era lo correcto por hacer sino también que era lo mínimo que podía hacer en este caso. -Yo creo que lo es mi señora, es lo mínimo que puedo darle como respuesta a su gran hospitalidad.- Dije mientras servia un poco mas de vino en mi copa y buscaba algo para cenar ya que el queso estaba comenzando a abrirme el apetito. Escuche entonces lo que me respondía sobre el caso Fuegoscuro aunque pude notar como me juzgaba con la mirada o así parecía por como me miraba y el tono con el que hablaba pero no con malicia sino para fijarse en que tipo de situación me encontraba yo, ya que señores que se opongan a su señor feudal había en todos lados. -Entiendo perfectamente lo que dice mi señora, espero que no tome la pregunta que le hice como algo mas que una forma de buscar un tema de conversación para pasar la cena, ya que es todo lo que fue.- Le explique con una sonrisa en mi rostro esperando que confiara en las palabras que decía ya que eran realmente lo que sentía y pensaba, mi padre siempre nos inculco como valores importantes la familia y los juramentos que se hacían ya sea de ayudar al prójimo como el juramento al señor.

Antes de poder continuar respondiendole Jeyne volvió a hablar sobre Lord Garlan y como al ser nuestro señor al menos la casa Oakheart siempre respondería a su llamado fuera cual fuera la razón o la circunstancia de tal pedido, ante lo cual no podía estar mas de acuerdo y fue entonces que escuche como me contaba que era amiga desde hacia muchos años de Anais Fuegoscuro antes Tyrell. -No se preocupe Lady Jeyne entiendo perfectamente lo que me dice y a decir verdad yo conozco a Daemon desde hace bastante tiempo también, como dije simplemente hice el comentario para tener charla durante la cena así como también nunca es mal momento para saber la opinión de otro señor sobre la situación vivida en estos momentos en Poniente y por supuesto no tiene nada porque disculparse.- Termine con una sonrisa de nuevo aflorando en mi rostro mientras volvía a tomar una copa dándole un trago largo y de nuevo me servia algo de la cena. -Recuérdeme felicitar a su cocinero mi señora, fue una cena deliciosa y nuevamente invitarla a que pase un tiempo por nuestras tierras, Colina Cuerno siempre tendrá sus puertas abiertas para usted o cualquier miembro de su casa. También espero verla en la futura reunión de Lord Garlan en Altojardin.- Fue lo ultimo que dije antes de que los criados comenzaran a retirar los platos sucios con la cena a excepción de las copas y botellas de vino asi como tambien de algunos postres por si alguien se habia quedado con hambre.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Jeyne Oakheart el Vie Mar 01, 2013 11:55 am

Mientras conversábamos me ofreció un pedazo de queso que acepté con un gesto de agradecimiento y mastiqué con calma mientras mi invitado hablaba. Podía entender como se sentía pues yo me sentía igual en las, por suerte, pocas ocasiones en que tenía que alejarme de mis tierras, confiaban en mi gente pero me preocupaba irremediablemente de lo que dejaba atrás, me había prometido que honraría la memoria de mi padre, no pude ser el heredero que el necesitaba, y tampoco fui la mejor hija, al menos en esto sería lo mejor posible. Y cuando aquello que te requiere fuera es más fuerte, más importante, que lo que te insta a quedarte debes hacer lo mejor para la casa que es acudir a donde seas requerido.

Nuevamente sonreí agradecida y algo cohibida pero el comentario pero esta vez no añadí nada, pues mis intenciones eran las de agradar a mis invitados y así ya había quedado clara la hospitalidad de la casa Oakheart.

Poco a poco la conversación sobre la situación del Dominio, sobre el apoyo a Daemon Fuegoscuro cobró nuestra total atención, al principio me había sentido algo amenazada ante su pregunta pero una vez expuesto mi punto de vista las palabras de Athys Tarly, confirmaron que su intención era conocer mi posición pero que la suya estaba del mismo lado. La idea de alojar en mi casa a personas que no apoyaran al señor de Dominio me parecía algo muy poco digno, no comprendía como la gente podía tomarse a la ligera las lealtades y los juramentos. Asentí cuando terminó de aclarar el porque de aquel tema de conversación. E incluso era conocido de Daemon, la verdad es que a pesar de ser el esposo de Anaís yo no había llegado a tratar con él, apenas le conocía salvo por lo que era obviamente sabido por todos claro está y quizá alguna cosa que su esposa podía haberme contado, pero nada más. con lo que sonreí antes de responderle:
"Disculpad de todos modos, os entiendo a mio me alegra saber que la casa Tarly sigue siendo leal y amiga como lo fue en tiempos de mi padre, pero la situación no es fácil y la casa Oakheart se enorgullece de ser fiel a su palabra, a sus juramentos y ser leal no solo a quienes se debe, como a la casa Tyrell sino a los que son amigos, como en su día mi padre seguro le dijo al vuestro, pues la casa Tarly ha sido y es para la casa Oakheart una amiga y siempre bienvenida entre estos muros." - la disculpa quedaba echa, formal, y conveniente pero dejando claro todos aquellos puntos que aunque podían parecer casuales estaban claramente pensados.

Continuamos con la cena, con charlas más banales durante un rato aún, y al final ser Tarly elogió la cena, cosa que yo compartía, aunque habitualmente no tenía quejas sobre lo que tomábamos estaba claro que cuando había invitados se esmeraba sobremanera. "Me alegra que hayáis disfrutado de la cena, me encargaré de hacerle llegar vuestras palabras. Y por supuesto que cuando visite aquellas tierras no dudaré en pasarme a visitaros." - el llamamiento de Lord Tyrell aún me tenía preocupada, debía ir pero me temía los motivos por los que nos hacía acudir y era una mala confirmación de la situación que vivíamos. Después de unos segundos de silencio añadí "Claro, ser allí volveremos a encontrarnos." - dije con el rostro nuevamente inescrutable, mientras terminaba con la cena. Tal vez al día siguiente cunado hubiesen descansado pudiesemos charlar más tranquilamente antes de que se marchasen.


Fin de rol.

Volver arriba Ir abajo

Re: Un invitado en la casa [Athys Tarly]

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.